Reacciones no pasan por alto

Ibarra.- La separación de los pedalistas Richard Carapaz, Jhonatan Narváez y Jhonatan Caicedo del equipo ecuatoriano de ciclismo que participará el próximo 18 de noviembre en la prueba de ruta en los Juegos Deportivos Bolivarianos, que se cumplen en Santa Marta, Colombia, ha generado más de una reacción. Hasta el cierre de la edición no se conoció un pronunciamiento oficial de los tres seleccionados ecuatorianos.

Habló el técnico.- En una entrevista vía facebook ofrecida a Diario El Norte el entrenador del team ecuatoriano Santiago Rosero habló de lo sucedido. El estratega tiene su versión y punto de vista.
“Realmente molesto (no como director pero si como ecuatoriano) que teniendo la mejor selección pasar a tener medio equipo y sin mucha opción a reemplazarlos y a rebuscar lo que se pueda hacer en la ruta. Está inscrito  según la reglamentación un solo reemplaz ”, dijo el seleccionador.
Se conoció que el estratega tuvo que inscribir a otro ciclista en reemplazo de los tres expulsados.
Se trató de Benjamín Quinteros, quien también competirá en las pruebas de velocidad.
El seleccionado nacional se queda con cuatro deportistas para afrontar la competencia de ruta. Se trata de los ‘escarabajos’ Byron Guamá, Jefferson Cepeda, Jorge Montenegro y Benjamín Quinteros.  

Opinión del Águila.- El exciclista Pedro Rodríguez también comentó para este rotativo del impasse que se registró el pasado sábado en Colombia.
“No conocemos a fondo las circunstancias pero lo que sí deben asumir con responsabilidad los deportistas. Las normas y reglamentos están ahí. Posiblemente exista sanción del Ministerio del Deporte,  de la Federación Ecuatoriana de Ciclismo o del Comité Olímpico Ecuatoriano. Ellos estaban representando al país en un evento internacional. Desafortunadamente puede repercutir a los equipos que ellos representan. Sí llega una sanción del ente regulador que es la ecuatoriana de ciclismo no tendrán el aval para asistir a las competencias en Europa. La afición ecuatoriana tenía la esperanza de que hagan una buena presentación”, dijo Pedro Rodríguez, quien en 1989 participó en unos Juegos Bolivarianos y alcanzó una medalla de oro. Esa misma historia estaba a punto de repetirse 28 años después de la hazaña conseguida.