Reacciones: “Ecuador no puede mantener subsidios de manera permanente”

Ibarra. “En Ecuador los subsidios de los combustibles se han quedado por años y el presupuesto del Estado ya no da para más, es decir, el subsidio tiende a crecer tanto que se vuelve un devorador de presupuestos y ya no hay más remedio que ir eliminándolos”, explicó el economista Carlos Dávila.

El martes, el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez; el Secretario Particular, Juan Sebastián Roldán y Raúl Ledesma, ministro de Trabajo, anunciaron en una rueda de prensa la reducción de subsidios de gasolina Extra y Ecopaís.

El economista Dávila indicó que un país no puede mantener subsidios de manera permanente, ya que es un instrumento de política económica que se debe aplicar hasta solventar alguna dificultad.

Pasado el mediodía los ciudadanos aún no conocían completamente sobre esta medida, así como Edwin Pérez, quien aseguró, después de conocer del tema, que sí se ve afectado.

“Nosotros siendo dueños del petróleo nos anuncian estos cambios que es como un balde de agua fría”, añadió Pérez y dijo que invierte cerca de 9 dólares diarios para su vehículo.

Consumo. El economista Carlos Dávila recordó que hace pocos meses el Gobierno quitó el subsidio a la gasolina Súper, que es la que consumen las personas con un estatus económico alto, “esa medida se quedó muy pequeña respecto a lo que el país necesita, el Ecuador va a tener que ir desinstalando poco a poco el subsidio porque tampoco se puede hacer de golpe”.

Dávila agregó que seguramente el Gobierno tendrá que hacer lo mismo con el diésel, sin embargo, “este producto es muy sensible porque afectaría la transportación y eso podría ser eventualmente inflacionario”. El economista también reconoció que Ecuador está en una crisis y “endeudadísimo, pero no es que la economía se va a caer, es como el cuerpo humano, que aunque esté un poco enfermo, sigue funcionando”.

Dayana Morán, quien presta sus servicios en una de las gasolineras del cantón, atiende a un conductor usando la gasolina Extra.
El ministro de Trabajo, Raúl Ledesma (i), el secretario Particular, Juan Sebastián Roldán y Richard Martínez, ministro de Finanzas.