Raúl Maldonado: El desarrollo de Salinas se construye con liderazgo y honestidad

maldonadoIBARRA. Raúl Maldonado es uno de esos personajes que demuestra con hechos el amor a su pueblo. No es de aquellos que le gusta el elogio vano o el triunfalismo; por el contrario, se caracteriza por ser un hombre práctico, soñador y cumplidor de lo que se propone.

Hoy está al frente del Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial de Salinas, un pueblito que resurgió junto al esperado tren y sin equivocarnos, gracias al trabajo de Raúl Maldonado y su equipo.

Salinas ha cambiado, ¿cómo se logró eso?
Modestia aparte nosotros sí tenemos nociones de lo que es desarrollo. Yo soy asesor en desarrollo local y gestión de los recursos naturales. Fue vital que la población se sume e involucre en los propósitos.

¿Qué es lo que mejor conjuga en su gestión?
Desprendimiento e integración, principalmente de los vocales suplentes. Nosotros, desde el año 2005 trabajamos todos por un mismo objetivo. Estamos convencidos que lo que hacemos causa incidencia.

¿En Salinas, usted partió de una base programática?
No teníamos nada, no había proyectos y por ello nos dedicamos a un trabajo fuerte para armar un gran plan, con líneas de acción, con programas, subprogramas, un banco de proyectos.

¿Se improvisó inicialmente el trabajo?
Yo no creo. En mi caso no soy improvisado, vengo de un proceso porque a la final cuando estamos apegados a la parte administrativa y legal pienso que estamos haciendo las cosas bien.

¿Considera que el gobierno parroquial de Salinas es un referente nacional?
A Salinas todo el mundo le había puesto el ojo. Me satisface que en la IV convocatoria de las mejores prácticas locales convocado en el 2011 por AME, CONGOPE, USAID, BID, Banco del Estado y otros actores, nosotros en gestión de políticas sociales obtuvimos el primer lugar superando a los municipios de Quito y Loja.

¿Cómo lograron ese triunfo?
Nosotros no participamos en desarrollo urbanístico ni en desarrollo productivo pudiendo hacerlo y lo hicimos en gestión de políticas sociales con el programa de desarrollo del talento humano para demostrar algo que no se veía, que no se trata solo de veredas, sino de la gente y su valor.
¿Tuvieron algún incentivo, un premio?
Nosotros hicimos una pasantía con siete países en Manizales y Medellín (Colombia) demostrando lo que habíamos logrado. Ahí me di cuenta el apoyo que brindan los empresarios cafeteros para construir una escuela nueva en donde se convierten en verdaderos gerentes de ciudadanía. Cosa curiosa, cuando ellos hablaban me di cuenta que había similitud en los proyectos  que estamos impulsando en la parroquia de Salinas.

¿Cómo se estructura el gobierno parroquial?
Somos 23 personas que conformamos el equipo, pero solo dos pertenecemos al gobierno parroquial y los demás son parte de los programas y proyectos que se manejan con sus propios recursos.

¿Es fuerte entonces el desarrollo local en Salinas?
En desarrollo local, aquí en Salinas no hay dónde perderse, está consolidado.

¿La honestidad y la gestión son bases para obtener buenos resultados?
Mire, muchas gente ha expresado, refiriéndose a la parroquia de Salinas, que líderes hay bastantes, pero que lo que se necesita son líderes honestos. Nosotros creemos y la gente nos ha dicho que el desarrollo de Salinas se construye con liderazgo y honestidad.
¿Cuál es su consigna como afroecuatoriano?
Como afrochoteño, afrosalinense y afroecuatoriano mi consigna, que la repito constantemente, es que nosotros tenemos que ser embajadores y referentes en todas y cada una de nuestras actuaciones. Debemos actuar y vivir como si éste fuera el último día de nuestra existencia.

¿Salinas en el 2005 se adelantó al proceso de cambio?
La asambleísta Marisol Peñafiel decía en una reunión, que es bueno que hoy se esté gestando normativas, pero Salinas ya lo venía trabajando, nosotros ya nos adelantamos. Por ejemplo en el año 2005 empezamos a hablar del tren y el presidente Correa entra en el 2007 a hablar del tren… qué coincidencia.

¿Se atiende a la cultura negra?
Mire, la cultura nos encanta. Ante el BID presentamos un proyecto de cómo investigar a las 38 comunidades afros del valle del Chota, Juncal, río Mira y Salinas y ahí, a través del emprendimiento Palenque empezamos a encontrar a esa gente poseedora de los saberes.

¿Satisfecho con los grandes logros?
En términos generales sí, aunque me siento un poco truncado en el programa de conservación y desarrollo de recursos naturales, pero vamos a insistir sin descanso.

El dirigente Raúl Maldonado es un líder de 56 años, casado con María Emperatriz Mina. Tiene seis hijos que van desde los 16 años hasta los 33 años. Inició sus estudios en la escuela “Antonio Ante” de la parroquia de Salinas. La secundaria la cursó en el colegio “Teodoro Gómez de la Torre” y estudió Derecho en la Universidad Técnica Particular de Loja. Es egresado. Es especialista en desarrollo local. Tiene varios cursos de capacitación.