Ratificaron sentencia por violación a padrastro que violó a su hijastra

Ibarra. En enero de 2017, el intento de suicidio de una adolescente de 13 años de edad, hizo público una serie de abusos y violaciones de las que fue víctima por parte del conviviente de su madre.

Luego de una serie de investigaciones, por parte de la Policía Nacional y la Fiscalía de Imbabura, los agentes lograron comprobar el grado de responsabilidad de Kléver S., padrastro de la menor.

Durante la audiencia de juzgamiento, los jueces imbabureños sentenciaron al implicado a 22 años de privación de libertad.

Hechos. Una adolescente llegó al hospital del IESS de Ibarra al área de emergencia luego de que habría intentado suicidarse.

La médico que le atendió se sorprendió al escuchar a la joven, que el corte en el antebrazo, se lo realizó porque estaba cansada de los abusos sexuales de los que era víctima. El supuesto violador sería su padrastro.

Denuncia. De inmediato la profesional de la salud dio a conocer el hecho a la Policía y se comunicó al padre de la menor sobre el caso.

El padre de la joven, en días anteriores, encontró unos mensajes de amor del acusado hacía su hija dentro de un monedero y eso fue clave en la investigación.

La menor detalló que al inicio el hombre le tocaba sus partes íntimas y después la violó bajo amenazas.

El acusado además deberá cancelar al Estado la cantidad de 308.800 dólares de multa, como parte de la sentencia ejecutoriada