Ramiro Galarza: ‘Hay cosas que no se cumplen’

pag-8Yo quiero ver al “Nuevo Otavalo” con mucho optimismo, pero comparto las preocupaciones que tienen los ciudadanos, dijo Ramiro Galarza, excandidato a la alcaldía del Valle del Amanecer, al precisar que “existe un pesar, un arrepentimiento y mire que no hablo como candidato a nada, lo que me importa son los espacios de gobernabilidad para Otavalo”, anotó .

DIÁLOGO POLÍTICO
En la campaña se ofrecieron cosas para Otavalo que veo que de hecho no se cumplen, la ruralidad sigue siendo abandonada, precisó. Galarza, se refirió al proyecto Pesillo-Imbabura “que algún día llegará, tiene unas demoras infraestructurales y unas demoras de carácter técnico que para mi son incomprensibles por lo que ahí ha ocurrido, pero sin embargo, la ruralidad es un espacio de abandono”.Al ser consultado a qué se dedica, dijo que sigue visitando las comunidades, “estuve en Pijal y miro que las vías de acceso son deficitarias, las comunidades no tienen apoyos reales para el desarrollo de su productividad”, explicó. Es importante el diálogo político, escuchar a la gente y sobre todo es necesario consolidar un liderazgo que le de grandes visiones a Otavalo, para saber a dónde vamos, expresó.

DESPREOCUPACIÓN
Celebramos un aniversario de nuestra ciudad, pero qué va a pasar en los próximos 10 años o 25 años.
En ese lapso de tiempo prácticamente se habrá duplicado la población, los recursos se agotan, no le damos ningún porvenir a las grandes cualidades que tenemos como cantón, dijo Ramiro Galarza, al puntualizar que “hubo despreocupación en la anterior administración y también en la presente”. ¿Existen políticas coherentes para el desarrollo de Otavalo?, se preguntó.