Rafael Correa acusa de espiar a la Policía

altQuito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, acusó ayer a la embajada de Estados Unidos en Quito de realizar “espionaje” al interior de la Policía y las fuerzas armadas, una acción que lo motivó a pedir la salida de la jefa diplomática estadounidense.

Antecedentes.  Las relaciones entre ambas naciones se agriaron el martes con la decisión de Correa de declarar persona “non grata” a la embajadora Heather Hodges y pedirle que abandonara Quito por sus informes confidenciales de presuntos actos de corrupción que fueron revelados por la página web WikiLeaks. Estados Unidos, que calificó la medida de “injustificada”, respondió de la misma manera con el representante ecuatoriano en Washington.

El Presidente.  “Lo grave es que WikiLeaks dice que tienen informantes dentro de la Policía y las Fuerzas Armadas y, si tenían información de actos de corrupción, debieron pedir una reunión con el canciller. Esto es espionaje, por favor”, dijo Correa en una entrevista en un medio local.

En los cables secretos, publicados por el diario español El País y que tendrían la firma de Hodges, revelaban prácticas de corrupción por parte de jefes de la policía y sostenían que un funcionario de la embajada estaba seguro de que el presidente Correa también sabía sobre los ilícitos.

“Lo grave, insisto, es que tienen información desde dentro de la Policía y en vez de comunicársela al Gobierno, no dicen nada. Y no sólo eso, tratan de involucrar al presidente de la República”, agregó el mandatario. El Presidente ha cuestionado la participación de la Embajada de Estados Unidos en algunos proyectos de apoyo a la policía ecuatoriana, que frecuentemente enfrenta denuncias de actos de corrupción por parte de la población.