Quito se convierte en la ciudad más contagiada por coronavirus en Ecuador

El Ministerio de Salud Pública actualizó este jueves 23 de julio antes del mediodía la infografía de casos de coronavirus. De acuerdo a ese reporte, Quito registra 11.900 casos, mientras que Guayaquil tiene 11.788 positivos. El total de contagios en Ecuador, confirmados por pruebas rápidas y PCR, ascendió a 78.148, la mayor parte de ellos concentrados en la provincia costera del Guayas, que entre marzo y abril vivió momentos trágicos por la Covid-19 con la saturación del sistema sanitario y funerario.

La Zona Norte.
“En las cuatro provincias en el número total de contagios es de 5.751 (42 casos nuevos) y de muertes por esta enfermedad 283.
Esmeraldas que sigue siendo una de las más afectadas del país finaliza la jornada con 2.906 casos y 172 muertes confirmadas, seguido por Imbabura con 1.182 casos y 58 fallecimientos.
La provincia amazónica está tercera con 988 casos confirmados y 33 decesos, dejando a Carchi como la menos afectada de la zona con 675 casos y 20 fallecidos.

En el resto del país
Basado en resultados de las pruebas PCR, Guayas mantiene el mayor número de contagios con 17.257, lo que representa el 24,94 % a nivel nacional. Le sigue Pichincha con 13.159, es decir el 19 % de los casos en el país. Tras esas dos provincias, aparecen las de Manabí con 6.012 casos, Santo Domingo de los Tsáchilas con 2.996, Esmeraldas con 2.906, Azuay con 2.856, El Oro con 2.758 y Los Ríos con 2.757.

Además, Loja con 1.955, Tungurahua 1.833, Cotopaxi con 1.785, Morona Santiago con 1.745, Pastaza con 1.274, Chimborazo con 1.196, Imbabura con 1.182, Orellana que suma 1.222, Santa Elena con 1.113 y Bolívar con 1.038.

El resto de provincias tienen menos de mil casos cada una, mientras que la insular de Galápagos reporta 101 positivos.

En cuanto al grupo de edad que concentra el mayor número de confirmados, destaca con el 58,9 % el que comprende a las personas de entre 20 y 49 años, seguido por las de 50 a 64 años, que representa el 21,7 % de contagios.

Desde principios de junio y tras casi cuatro meses en cuarentena, Ecuador empezó a aliviar las restricciones aplicadas para afrontar la pandemia del coronavirus y puso en marcha un mecanismo de desescalada denominado “semaforización epidemiológica”, para ampliar el margen de movilidad humana, laboral y productiva.

Esta medida permitió pasar del aislamiento masivo al distanciamiento físico, en medio de un estado de excepción decretado por el presidente Lenín Moreno el pasado 16 de marzo, que ha sido extendido en varias ocasiones.

NUEVAS RESTRICCIONES

El aumento de los casos en Ecuador ha llevado al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) a ampliar desde este jueves ciertas restricciones a la movilidad en la mayoría de provincias del país.

En esa línea, se prohíben reuniones con más de 25 personas y se amplía el horario del toque de queda en las jurisdicciones en las que se aplican las nuevas medidas.

Según María Paula Romo, ministra de Gobierno y quien preside el COE, las restricciones rigen “para la sierra (andina), más las provincias (costera) de Esmeraldas, (tropical) Santo Domingo de los Tsáchilas, (amazónicas) Morona Santiago y Zamora Chinchipe”.

El pasado 3 de junio, Quito pasó de rojo a amarillo en el semáforo epidemiológico, pero las autoridades han debido redoblar los controles con la intervención de policías y militares para evitar las aglomeraciones y las fiestas clandestinas, que se han realizado por decenas.

Esta mañana, el Municipio de Quito informó de que se intensifican los operativos de control en las parroquias con mayor número de contagios de COVID-19, y señaló que ciudadanos y establecimientos fueron sancionados por infringir el toque de queda e incumplir las normas sanitarias.

Alertada por la situación, la prefecta de la provincia de Pichincha, Paola Pabón, ha comentado que “el sistema de salud está saturado y siguen creciendo los casos de forma alarmante. Urgen medidas para cuidar la vida” de todos, escribió en Twitter.