Quichinche tendrá su fase dos en obras de vialidad

En la parroquia Quichinche, la Prefectura de Imbabura anunció que, una vez que fue concluido la primera fase de obras para vialidad en este sector se tomó la decisión de impulsar la segunda etapa del empedrado.

El objetivo es consolidar el mejoramiento hasta conectar directamente con el  asfaltado de la vía Cuicocha – Apuela que avanza hasta la zona de Intag, cantón Cotacachi. En la primera etapa se invirtió 44.999,88 dólares. Así se logró cambiar la imagen de la arteria que antes permanecía destruida. El empedrado pone fin a los baches, permitiendo que exista facilidades para el paso de vehículos.

Para llevar a cabo esta acción, el organismo provincial realizó una nueva asignación económica, pues el prefecto Pablo Jurado decidió adelantar este proyecto que tiene un valor de 77.917,22 dólares.

Familias campesinas de la comunidad de Muenala, parroquia de Quinchinche  se benefician de esta obra que está concebida para que exista facilidades en la movilización. El empedrado, en dos fases, permitirá a un sector rural de Otavalo contar con un paso seguro, sin alterar el ambiente natural y tradicional, típico de la ruralidad imbabureña.

El mejoramiento de todo este camino es una de las viejas aspiraciones de los comuneros. Desde hace muchos años empezaron la gestión para esto se concrete, hasta que, por fin, la actual administración de la Prefectura dio oído a sus pedidos.

José Manuel Panamá es un campesino que a diario camina por esta vía llevando consigo a sus animales para que puedan alimentarse de pasto. En este trajín dio testimonio de la tarea que lleva adelante el organismo provincial y no dudó en mostrar su alegría, pues dijo, siempre esperaban que el camino sea empedrado para poder transitar fácilmente.

“Somos agradecidos con las autoridades por la atención que brindan a los sectores rurales. Así como ahora se ha empezado con esta obra, esperamos que se siga ayudando a que esta comunidad pueda salir adelante y se haga realidad el progreso”, manifestó.