Quería un auto y ahora tiene una deuda que no imaginó

Ibarra. Yadira L. siempre soñó con tener un auto propio, sin embargo, a pesar de los esfuerzos no podía acceder a un crédito que le permitiera hacerlo realidad. Un día navegando en las redes sociales leyó un anuncio que le cambió la vida, aunque no de la mejor forma.

Testimonio. La ibarreña de 35 años de edad llegó hasta la redacción de EL NORTE para contar su historia y que “nadie vuelva a pasar por lo que estoy pasando”. Es que este sueño que parecía que iba a ser alcanzado, está ahora más lejos porque Yadira se hizo de una deuda más grande de lo que en realidad cuesta el auto que deseaba adquirir.

“Vi en un grupo de ventas que ofrecían autos a cómodas cuotas. Yo siempre quise uno pero por mi capacidad de pago siempre me lo negaban en las concesionarias. Mis gastos no son muchos así que con lo que gano sí puedo pagar las cuotas pero ellos siempre me negaban. Entonces decidí preguntar. Todo parecía bien, yo iba a tener mi auto pero cuando ha pasado año y medio, la deuda que aparentemente tengo es más de 40 mil dólares”, dice.

Lo que sucedió. Yadira contactó a un aparente asesor comercial de una concesionaria fantasma en Quito, lo supo tiempo después cuando inició todo el trámite de la denuncia.

Le explicaron que pagaría cómodas cuotas de 120 dólares por un auto de 12 mil dólares. Además le hicieron firmar varios papeles. “Algunos de ellos fueron modificados para establecer que yo tenía una deuda con un señor, del que nunca había escuchado su nombre, por la compra de los enseres de un negocio”, dijo la perjudicada.

Cuando se negó a pagar le emprendieron una acción legal y ahora se encuentra en medio de todo un proceso en el que deberá comprobar la veracidad de lo que dice.

“Son supuestamente artículos de un local de comida rápida. La persona que me sigue el juicio alega que me entregó todo y ahora no quiero pagar. Lo difícil es que para la justicia yo puedo haber escondido o vendido nuevamente todo y es muy difícil comprobar lo que en realidad pasó porque los documentos en donde aparece mi firma dicen que yo sí hice esa compra”, detalla.

Alerta a los ciudadanos. El abogado Andrés Loza, quien está defendiendo a Yadira, compartió algunos consejos para que la ciudadanía esté alerta ante estos casos.

“La persona puede exigir que le brinden información sobre la fecha en la que será entregado el vehículo. Este fue un error de mi defendida, obviamente por desconocimiento, empezó a pagar algunas cuotas pero seguía pagando y nunca le dijeron hasta cuándo ni en qué fecha le iban a dar su auto”, explica.

El experto también dice que el comprador debe contar con la documentación de todo lo pactado y los comprobantes de pago con la descripción de los ítems. Es importante llevar un listado con las fechas, pagos y conceptos para poder hacer los reclamar pertinentes en caso de incumplimientos.

Además mencionó que los documentos a firmar deben ser analizados en su totalidad.

Los estafadores les permiten flexibilizar las cuotas para, supuestamente, ayudar a cumplir su sueño de tener auto propio.