Quelal no solo fue profeta en su tierra sino en el país

Ibarra. Hugo Quelal es uno de esos talentos fugados de Imbabura.

El estratega ibarreño puede decir que sí fue profeta en su tierra. Dirigió a las selecciones de la provincia cerca de 12 años. Aunque la mayor parte del tiempo se dedicó a buscar talentos y masificar esta disciplina que a finales de los 90 seguía siendo extraña para los aficionados.

De menos a mas. A pesar que desde aquella época, ya se tenía un coliseo exclusivo para los entrenamientos.

Su paso por el banquillo técnico, le permitieron sembrar la semilla de esta disciplina que cayó en suelo fértil.

“Soy un discípulo de Fran-klin Gomezjurado, quien fue el iniciador del levantamiento de pesas en Imba-bura”, reconoce con la sencillez característica.

En escena. Quelal fue parte del torneo nacional de halterofilia máster que se realizó el sábado último en Ibarra.

Y como dice, otro viejo adagio “al buen músico el compás le queda”, subió a la tarima y mostró que tiene condiciones que la halterofilia es su ADN.

Presente. Actualmente el técnico ibarreño está al frente de la preparación de las figuras Alexandra Esco-bar, Seledina Nieves, David Arroyo, Fernando Salas, Cristian Zurita y Lizeth Ayoví.

También es parte de la preparación de Neisi Dajomes y Tamara Salazar, quienes participaron en el mundial de pesas, que se realizó hace dos semanas en Asjabad, Turkmenistán.

Trayectoria. En el 2000 dejó a las selecciones de Imbabura para irse hasta Tungurahua. En suelo ‘guaytambo’ estuvo durante cinco años donde logró posicionar a esta provincia entre las mejores del país.

Su desempeño llamó la atención de los directivos de Fedeguayas que no escatimaron esfuerzo alguno para contratarlo.

Su estancia en el Puerto Principal fue de 2005 hasta 2014. En estos nueve años se cansó de ganar títulos nacionales y sudamericano. Desde hace cuatro años está al frente de la Tricolor.