Qué hacer frente a la flacidez

altLa flacidez es un problema que preocupa, ya que este es un signo de envejecimiento, se produce porque la piel empieza a perder colágeno y elastina debido a la edad, malos hábitos alimenticios o aumentos y disminución de peso continuos.

Factores.  Existen una seria de factores como la altitud, el clima o la superficie que influyen en la exposición solar. En el caso de la altitud, lo que sucede es que la intensidad de los rayos solares es mayor cuanto más altos sobre el nivel del mar nos hallemos; así, por encima de los 1 500 m en la montaña, los rayos del sol son más intensos que en la playa.


Estimulación.  La estimulación mecánica es muy importante e insustituible. Puede provenir de dos vías: del ejercicio físico, que tonifica la masa muscular bajo la piel y tensa los tejidos, así como el masaje, realizado mediante presiones que aumenten la circulación sanguínea y linfática. Si se acompañan con cremas específicas, los beneficios serán mayores.


Aplicaciones en la piel. * Una exfoliación previa, esencial para eliminar células muertas, prepara la piel dejándola mas receptiva a la acción de los tratamientos que realicemos.
    * Se masajean suavemente las zonas frágiles (pecho y abdomen) y se friccionan las zonas más rugosas (caderas, rodillas y codos).
    * Los geles y cremas modeladores y reafirmantes: alisan la piel de naranja, favorecen el drenaje linfático y tonifican la piel. Recomendado en la mañana y en la noche.
    * Loción hidratante y reafirmante: Además de hidratar, también favorece la tonicidad y además le aporta a la piel un sutil brillo.
    * Las cremas y tratamientos que se aplican en muslos, cadera, glúteos y vientre se aplican con movimientos circulares, que abarquen toda la zona. En cambio, en las pantorrillas y brazos se deben aplicar como si se estuviera poniendo una media o un guante, respectivamente.

Mejora la postura. 1. De pie, con el peso del cuerpo sobre los talones. Apoya la palma de la mano derecha entre el hombro izquierdo y el cuello. Deja caer el codo derecho. Con la espalda recta, respira tranquilamente
2. Levanta lentamente el brazo izquierdo pero sin elevar el hombro. Bájalo, también lentamente. Repite 10 veces. Realiza este ejercicio con el otro lado.

Fortalece el abdomen. 1. El peso del cuerpo sobre los talones y los hombros muy relajados. Coloca la mano derecha sobre las costillas izquierdas, encima de la cintura. Inhala lenta y profundamente, de modo que se abra la caja toráxica.
2. Exhala por la boca para vaciar todo el volumen de aire contenido en el vientre. Las costillas debajo de la mano no deben moverse.