Puruhanta se tragó a 5 personas hace 4 años

38f1Ya han transcurrido cuatro años desde que José Muñoz Arcos, de 40 años, Guillermo Lima Morán, de 26, Nancy Arcos Herrera, de 25 años, Óscar Chamorro, de 17 y Pedro Arcos Herrera de 14 años de edad, desaparecieron en la laguna de Puruhanta, ubicada en el cantón Pimampiro en la provincia de Imbabura.

HISTORIA. En aquel entonces, Marco Muñoz Arcos, contó que el 29 de diciembre llegaron hasta la laguna y buscaron el bote, pero no lo encontraron. Por lo que decidieron ir a pescar a otro lado. Anocheció y acamparon a orillas de la laguna. Al siguiente día, el hermano mayor de Marco comentó al grupo que soñó dónde estaba el bote y efectivamente lo encontraron, narró el menor.
Édgar Chamorro, de 17 años, fue otro sobreviviente; él aseguró que la embarcación estaba en buenas condiciones. Además dijo que al parecer hicieron una mala maniobra cuando se encontraban en el centro de la laguna, porque llevaban una filmadora y eso al parecer los desestabilizó y la pequeña embarcación se volcó.

BÚSQUEDA. Guillermo Lima Morán y Nancy Arcos eran esposos y dejaron huérfano a un niño de 4 años de edad en aquel tiempo. La tarea que cumplieron los rescatistas para lograr recuperar los cuerpos fue dificil por los fuertes vientos y el exceso de sedimentos existentes en la laguna. Ellos esperaban que los cuerpos floten, pero nunca ocurrió aquello.
Los comuneros comentaban que en la laguna había muchas truchas. El y el paisaje de este lugar es muy hermoso y encantador.
Algunas familias tienen la costumbre de ir a pescar. Nadie se imaginó que este paseo terminaría en una desgracia que enlutó y mantiene en la incertidumbre a cuatro familias de la parroquia de Mariano Acosta, donde está ubicada la comunidad La Armenia, de donde eran originarios.
La búsqueda de los cinco cuerpos, que los expertos consideraron que sino se ahogaron murieron de hipotermia, duró más de una semana. Un equipo de rescatistas del Ejército ecuatoriano, a bordo del helicóptero Lama N/S 2576, se unió a las labores de búsqueda.
Con esa nave, el viaje hacia esta zona apartada y de difícil acceso, tomaba entre unos 12 y 15 minutos. Por tierra, la travesía dura entre seis y ocho horas, ya que el camino es de difícil acceso.
Unos 20 hombres, entre expertos, rescatistas, buzos del Ejército, policías y bomberos permanecieron varios días en la laguna de Puruhanta, que está a 3 472 metros sobre el nivel del mar. En la búsqueda también participaron los comuneros.