Punto Rojo no deja la cima de la tabla

Otavalo. Satisfechos. Así se sintieron los aficionados que llegaron este martes 21 de agosto de 2018, al coliseo Francisco Páez de Otavalo para observar el partido entre Punto Rojo y ABC.

El cuadro imbabureño venció 92-67 y alcanzó su cuarta victoria consecutiva en la Liga Nacional de Baloncesto y, a demás, sigue en la cima de la tabla de ubicaciones.

El respaldo. Nuevamente decenas de aficionados llegaron al escenario para observar el compromiso válido por la sexta fecha de la Liga.

Entre los asistentes estuvo la familia de Matías Urbina, el jugador más joven de Punto Rojo.

Susana Ramos, madre del deportista de 15 años, explicó que, hasta el momento, no se ha perdido ningún cotejo del elenco que viste de rojo y negro.

Ella estuvo acompaña de sus dos hijos mayores. Se trata de Bryan y Naomi, quienes también se sienten orgullosos de que Matias esté cumpliendo uno de sus sueños: jugar en un equipo profesional.

La familia Urbina-Ramos aplaudió cada aro convertido por el elenco local, pero también se lamentó cuando el quinteto visitante sumaba puntos. Daniela Echeverria, cotacacheña de 9 años de edad, también estuvo en el Francisco Páez, acompañada de seis miembros de su familia. La pequeña, con corneta en mano, no paró de alentar durante los cuatro periodos a Punto Rojo. Ella, al igual que los otros aficionados, también salió feliz del escenario tras la victoria de Punto Rojo.