Puma, el duro del volante en Ibarra

Sebastián Puma lleva al 4×4 en las venas. El piloto ibarreño, de 24 años, ha venido labrando su camino con esfuerzo, lo que le ha permitido llegar a ser uno de los referentes del automovilismo imbabureño. Su meta siempre es la de alcanzar lo inalcanzable.
El talentoso ibarreño siempre ha estado rodeado de vehículos. De allí su amor por los autos y la práctica de los deportes extremos sobre ruedas.
“En mi hogar mi familia siempre ha tenido vehículos como son los camiones. Todo en mi vida siempre estuvo relacionado con los fierros y es por eso el amor que siento hacia los autos”, comentó Puma.
Sebastián además de dedicar su tiempo a ser piloto también lo hizo a sus estudios consiguiendo e título de Ingeniero Automotriz en la Universidad de las Fuerzas Armadas – ESPE, en Latacunga.
Su primer desafío fue cuando él estaba en la universidad y junto a sus compañeros decidieron concursar en la competencia denominada Tierras Altas Iroman.
La prueba se desarrolló en dos días con una distancia de 600 kilómetros. El joven piloto ibarreño en ese entonces compitió en un Vitara año 2003 clásico que solo contaba con algunas modificaciones básicas.
 “Una aventura muy emocionante. Al principio fue muy complicado por ser la primera vez y por no contar en ese momento con los accesorios necesarios como tenían los demás pilotos que estaban en competencia. En el primer día estuvimos a punto de botar la toalla porque tuvimos algunas complicaciones, pero continuamos y llegamos terceros. Eso nos motivó al siguiente día y logramos el segundo puesto de toda la competencia”, relata Sebastián Puma como una anécdota de su debut.

A PASO FIRME
Desde aquella vez Puma siguió perfeccionando su dominio al volante y empezó a competir en varias pruebas como son: rally, autocross, 4×4, trial, navegación satelital, entre otros desafíos que le han permitido ser uno de los mejores a nivel local y nacional.
Sebastián llegó nuevamente al reto en Latacunga en donde hizo su participación y logró el primer lugar.
 “Con mucho esfuerzo se ha conseguido llegar de menos a más. Es importante que este deporte, que si es verdad requiere de mucho aporte monetario, se lo debe practicar con gusto”, dijo el destacado competidor.
Luego de tantos retos y logros, como trofeos y medallas de campeón, Sebastián decidió impulsar este deporte para que las personas que, sin importar que sean o no expertos, puedan demostrar su talento al volante.
Es por ello que nació el The King Off Road, una prueba que se llevó a cabo el 2015 y que contó con una gran acogida.
“Todo empezó como una simple carrera entre amigos. Luego viendo la acogida de la gente lo decidimos perfeccionar y presentar a los pilotos varias válidas en las que pudieron demostrar su pericia al volante. Fue grato ver que al final pudiéramos contar con competidores mujeres que demostraron que el 4×4 no solo es un deporte de hombres sino de los amantes de este deporte”, comenta Puma.