Pueblos no contactados

jacinto salasAños (mejor décadas…), el Ecuador fue objeto de las portadas de revistas internacionales cuando misioneros norteamericanos intentaron contactar a los entonces temibles “aucas”, pueblo huaorani, que vivía alejado de la llamada “civilización”, ajeno al trato con el hombre blanco-mestizo.  Ese primer intento “por llevar la fe” resultó fallido y los cinco misioneros pagaron con su vida su temeridad.
Otro hecho igualmente penoso y que conmovió a muchos, fue la trágica muerte de Monseñor Labaca y de una misionera, cuando fieles a su vocación intentaban también acercarse a pueblos que en la intrincada selva se mantenían y mantienen celosos de su autonomía, rigurosamente ajenos a entablar amistad con otros pueblos.


Sin embargo, esas no han sido las únicas muertes de las que se ha tenido conocimiento en las últimas décadas. Cuando surgió la fiebre petrolera y  grupos  de exploración se internaron en la intrincada selva, muchos también pagaron el atrevimiento de ingresar a los  espacios de vida de esos pueblos casi  desconocidos. Más tarde, colonos y madereros también han pagado con su vida su comportamiento.
Hoy, nuevamente se habla de una posible masacre contra los, tal vez, últimos rezagos de esos pueblos taromenane y tagaeri, cuya vivencia, forma de ser y tradiciones son desconocidas para el resto de la nación y que corren el riesgo de desaparecer sin dejar rastro de su cultura.
¿Qué hay detrás de todas ellas, muchas, inútiles muertes? Un desconocimiento de la realidad vivencial de esos pueblos que prefieren su libertad y la mantienen a toda costa.
Un abuso de quienes, colonos, madereros, petroleros, se creen con todo derecho para invadir espacios vitales de esos pueblos. Irresponsabilidad del Estado que pese a las normas constitucionales sostiene la urgencia de ampliar la búsqueda y explotación de petróleo en zonas intangibles, reservadas a los pueblos en voluntario aislamiento.
Esperemos que la razón y el derecho de esos pueblos prime sobre otras consideraciones. 

 

Jacinto Salas Morales

salasjacinto@yahoo.com