Pucará quiere recuperar el muelle Chicapán

Ciudadanos de la comunidad de Pucará se encuentran desesperados por el descuido de más de cuatro años en el muelle Chicapán, ícono turístico en el lago de San Pablo que ahora se encuentra deteriorándose, por lo que piden a las autoridades pertinentes soluciones inmediatas.

Avimael Velásquez, presidente de la comunidad Pucará de Velásquez, indicó la desesperación que existe en la comunidad debido al abandono de esta obra y por tanto buscan una solución seria, honesta e inmediata. Por los problemas legales que han existido entre las entidades responsables del proyecto, los mayores afectados han sido personas de la comunidad.

Recalcó que las mingas que se han mantenido por parte la comunidad han sido las que realmente han podido solventar y salvar algunos de estos espacios y los únicos recursos han sido de la voluntad y el esfuerzo. Por tal motivo “es indignante que una gran construcción como el mulle llevé más de cuatro años y ahora se encuentre deteriorándose porque no lo abren”, indicó el presidente de la comunidad.

El proyecto de rehabilitación del Muelle Chicapán y su construcción estuvieron a cargo de la Empresa Pública Imbavial contratada por el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop). El abogado Patricio Vaca, representante de Imbavial manifestó que como constructores de esta obra no han recibido gran parte de los pagos acordados con SERCOP y que “la obra que ahora se encuentra construida ha sido por aportes internos de la empresa”.

Ahora que el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) ya no existe por decreto presidencial y todos sus asuntos fueron transferidos al Ministerio de Transporte y Obras Públicas y tras algunas gestiones, se ha realizado un acta de terminación por mutuo acuerdo.

Los comuneros se sienten realmente afectados por la falta de atención hacia este sitio, ya que el aspecto turístico básicamente desapareció y las cintas de peligro que han sido colocadas en este lugar no han permitido que ni los comuneros se acerquen.

El dirigente indicó que como comunidad han sabido ser muy pacientes, por eso han dejado pasar más de cuatro años y dijo que entienden que existe un órgano regulador para todo esto, sin embargo la poca voluntad de estas autoridades para responder y considerar a la comunidad han sido factores que llevaron su paciencia al límite.

Toda la comunidad está decidida a tomar las riendas de este sitio, por tal aspecto, concretaron que “si no existe una respuesta de las autoridades en un máximo de veinticuatro horas la comunidad hará la posesión de este muelle debido a la urgencia de generar turismo y bienestar en el sector”.