Más proyectos para ayudar a las personas con discapacidad

IBARRA.- Ayudar a mejorar la calidad de vida de personas que presentan alguna discapacidad, principalmente en sus extremidades superiores, es el objetivo de la fundación ibarreña Geko Fund. Por ese motivo, no paran de crear una serie de accesorios.

En ocasiones, para una persona que tiene algún tipo de discapacidad y que requiere de algún tipo de prótesis o dispositivo para mejorar su calidad de vida, conseguirlo es complicado; sobre todo por lo que el costo monetario para adquirirlo puede ser muy elevado. Sin embargo, hay quienes motivados por la solidaridad y las ganas de ayudar, los fabrican de forma gratuita.

Sebastián Arroyo, uno de los mentores de esta fundación, no ha querido trabajar solo. En los últimos meses, el también docente del Instituto Superior Tecnológico 17 de Julio, con el apoyo de varios estudiantes de la carrera de Biomedicina de Yachay Tech y del plantel donde él labora, han venido trabajando en el diseño y creación de nuevos dispositivos para entrenar a personas con discapacidad.

Uno de esos productos ya está terminado. Se trata de un extensor de brazos para Henry Vinicio, un joven de Santo Domingo de los Tsáchilas. Sebastián explicó que para el próximo 11 de septiembre están programando el viaje hacia tierras Tsáchilas para hacer la respectiva entrega del extensor de brazo al beneficiario.

Isaac Arias, estudiante de Biomedicina y líder de uno de los grupos que supervisa Sebastián Arroyo, trabajaron en el caso de Henry Vinicio, quien padece de agenesia radial.

Esta es un tipo de deformación en las extremidades superiores que hacen que sus brazos sean más cortos. Por ese motivo, según explicó el estudiante de Yachay Tech, crearon el extensor para el brazo de Henry.

El beneficiario del dispositivo quiere tener la factibilidad para cambiarse de ropa y ellos trabajaron en este proyecto para ayudar a dársela.

“Mi experiencia ha sido grata, en el sentido que es interesante ver que el conocimiento de uno aplicado como tal ya puede generar, en el sentido de ayudar a las personas. No solo es el hecho de crear un dispositivo, sino de ayudar a cambiar vidas, de dar independencia a las personas con los dispositivos que uno crea”, mencionó Isaac sobre trabajar y cristalizar este tipo de proyectos.

“Para nosotros es muy inspirador el poder hacer prótesis con bases mecánicas. No son prótesis eléctricas porque, por ende, se van a elevar los costos. Las prótesis mecánicas son muy útiles, ayudan (a quienes las utilizan) a cumplir muchas funciones y a ellas pueden acceder muchas personas”, añadió el estudiante.

“La motivación siempre ha sido la misma: ayudar a las personas que lo necesitan. Aportar un granito de arena para que ellos puedan llevar una mejor calidad de vida. Así aportamos a nuestra sociedad con acciones que buscan construir una sociedad más justa, más equitativa”, mencionó Sebastián Arroyo.