Iniciaron proyecto con el cambio de tuberías de agua

SAN PABLO.- Gestiones de varios años por parte del GAD Parroquial lograron dar inicio al proyecto de Mejoramiento del Sistema Existente de Agua Potable para el Casco Urbano de la Parroquia San Pablo del Lago, mismo que se enfoca en ayudar y dar una mejor calidad de vida a toda la población.

Objetivo
Este proyecto de mejoramiento del sistema de agua potable para el casco urbano se centrará en realizar un cambio de tubería desde la toma de agua de la Rinconada hasta el tanque de distribución, un total de 3 962 metros serán intervenidos.
Asimismo, se concretará el mejoramiento de la planta de tratamiento ubicada en San Pablo con la finalidad de otorgar un servicio de agua óptimo para las diferentes comunidades y sectores de la parroquia.

El contrato de la obra fue acreditado a la compañía Dabahi Construcciones Cia. Ltda y será entregada en un plazo de 90 días. José Barrera, ingeniero de la compañía Dabahi indicó que gracias a las gestiones y acercamientos que ha existido por parte del GAD Parroquial este proyecto estaba listo para implementarse en el 2020, sin embargo, por la situación de la pandemia, el trabajo se vio interrumpido.

Asimismo, manifestó que existe un gran compromiso con la población debido a que este proyecto nace de una necesidad vital por lo cual realizarán su trabajo con toda responsabilidad e implementado herramientas de la mejor calidad.

Se indicó que la obra trata sobre el mejoramiento de la tubería de agua potable que viene desde la captación hasta el tanque repartidor y la intervención tiene un total de 3 962 metros con un costo de, aproximadamente, 155 mil dólares.

Este proyecto también incluye el mejoramiento en la zona de la captación para terminar un cerramiento y proteger el caudal del agua.

Por su parte, Amadeo Casco, presidente de la Junta Parroquial de San Pablo agradeció el trabajo del GAD de Otavalo y a la compañía Dabahi Construcciones en nombre de toda la parroquia ya que este proyecto asume una gran mejora para la calidad de vida de la población y para las futuras generaciones que podrán disfrutar de un óptimo sistema de agua potable y un líquido vital de gran calidad.