Proyecto de la Prefectura busca beneficiar a centenares de familias de La Esperanza

Al menos unas 700 familias del sector rural en la parroquia de La Esperanza pueden mejorar sus condiciones económicas gracias a un proyecto de cooperación mutua entre los organismos seccionales, parroquial y provincial de Imbabura. Así lo informó la Prefectura de esta provincia, mediante un comunicado de prensa.

El proyecto denominado “Seguridad Alimentaria para la Parroquia de la Esperanza”, fue posible ejecutarlo mediante la celebración de un convenio de cooperación mutua entre el Gobierno Autónomo Parroquial de La Esperanza y la Prefectura de Imbabura, cuyo principal objetivo consiste en impulsar la labor en el campo agropecuario, para mejorar la situación económica y garantizar la seguridad alimentaria de la población.

Según informó la prefectura, este proyecto tiene tres componentes que se refieren a los siguientes aspectos:

Cooperación de horas de trabajo de un tractor agrícola para beneficio de 200 familias, en una extensión de terreno de 2.500 metros cuadrados, donde los costos económicos por esta acción serán cubiertos por la Prefectura de Imbabura y como contraparte las familias aportarán con la mano de obra y las semillas que van a disponer de acuerdo a la época de siembra.
Compra de semilla de arveja para la entrega a 100 familias en la actual temporada de siembras.
Compra de 2.000 pollos camperos que beneficiarán a 400 familias en toda la parroquia, con la entrega de 5 aves para la crianza por familia, las misma que aportaran con alimento y cuidado de los pollos.
De esta forma el proyecto en conjunto tiene como finalidad, que toda la producción que se genere en el tema agrícola y avícola, servirá para garantizar la seguridad alimentaria a corto, mediano y largo plazo en esta localidad.

Para financiar el proyecto se requirió de un costo total de 8.190,93 USD y para su ejecución fue necesario la aportación de 6.190,93 USD por parte de la Prefectura y como contraparte 2.000,00 USD, cooperación del GAD Parroquial de La Esperanza.

La autoridad parroquial, ante la actual emergencia sanitaria por la propagación del coronavirus (COVID-19) señaló que ha pedido a las diferentes comunidades del sector mantener la tranquilidad y que la única forma de vencer a este virus, es quedándose en casa y cumpliendo con las diferentes responsabilidades. Para las familias rurales, el quedarse en casa significa, quedarse en la comunidad, trabajando y reactivando el tema agropecuario, así como también el cuidado y crianza de los animales menores.