Proyecto de movilidad genera malestar en Otavalo

La calle Abdón Calderón ya que es el centro de Otavalo, se encuentra una gran cantidad de locales comerciales y un proyecto que busca implementar bloques de división en la calle, reforzando una zona destinada como ciclovía inquieta a moradores del sector debido a que la calle ya es angosta y no van a poder acceder y estacionar vehículos de carga y descarga, de igual forma a quienes viven en esta calle y mantienen un acceso para sus garajes también se les dificultaría este paso.

Maribel Cepeda, gerente de Marcimex manifestó que existe gran malestar por parte de los que trabajan en esta avenida e indicó que desde la calle Bolívar hasta la Abdón Calderón y 31 de Octubre hasta Modesto Jaramillo se encuentran solo locales comerciales los cuales necesitan lugares para la carga y descarga de mercadería, por lo cual no es factible un proyecto así en esta calle.

Se indicó que este proyecto puede generar más tráfico y que la principal preocupación se centra en que la Abdón Calderón es una calle muy transitada y que no hay suficiente espacio para buses, camiones de carga y descarga, taxis, autos particulares, motocicletas y adicional a eso, la ciclovía que se busca implementar.

Milena Conterón, propietaria de un local comercial en la calle Abdón Calderón recalcó que los comerciantes no están pidiendo que les regales nada sino que esperan a leyes y normativas para emprender sus actividades y negocios de forma ordenada, sin embargo, el municipio no colabora y no dialoga con los comerciantes, indicó.

Se manifestó que este proyecto se encuentra direccionado al ordenamiento vehicular y que como comerciantes y ciudadanos entienden la necesidad de ordenar la ciudad y el tránsito porque es muy necesario, sin embargo, es justo que haya soluciones para todos.

Los moradores y comerciantes recalcaron la atribución que tiene la ciudad en el tema turístico, argumento que debería apoyar a los comerciantes y demás locales que son factores fundamentales para que se genere circulación de dinero. También indican que varios comerciantes e incluso clientes han recibido sanciones y multas por el tema del estacionamiento.

Fausto Cáceres, asistente de Planificación del GAD de Otavalo indicó la necesidad de retornar el parqueo tarifado para que exista una solución mediante el control respectivo. Haciendo referencia a los locales comerciales, manifestó que estos espacios de estacionamiento no deberían ser reservados sino más bien controlados.

De igual forma, indicó que estos controles servirían para evitar dar privilegios a ciertos locales como el Tía que tienen mayor rentabilidad a comparación de los locales que se encuentran en esta zona y renta un lugar de las calles para su actividad de descarga.