En San Antonio un proyecto familiar nació en cuarentena

A pesar de que el mundo vive una pandemia y provocó crisis económica, el proyecto familiar Granja Biosustentable F&M busca dinamizar la economía, específicamente en San Antonio.

La familia Moreta realizó las readecuaciones en un espacio de 3 000 metros cuadrados. Además, aprovecharon el tiempo de cuarentena para armar varios atractivos e implementar deportes extremos.

Una de las novedades en la zona es un lago natural, el cual tiene tres metros y medio de profundidad y está cubierto de geomembrana, que además sirve para regadío del terreno de la granja y donde la gente también puede practicar la natación.

Para formar este lago la familia se tomó unos 30 días, “como estuvimos encerrados todo ese tiempo nos dedicamos a trabajar pensando en nosotros y en la gente que va a venir a disfrutar”, contó Lidia Moreta, administradora de la granja.

Lidia se convirtió en la administradora de este proyecto luego de perder su trabajo por la pandemia en Ambato, ciudad donde radicaba desde hace varios años. “Para esta iniciativa se pensó en el bienestar de la familia y de la gente”, añadió.

La palabra biosustentable, según Lidia, hace referencia a la permacultura, que es un sistema de principios de diseño agrícola, donde lo primordial es el agua para cualquier clase de agricultura.

En el sitio también hay servicio de restaurante con productos que se obtengan de la permacultura.

Sin embargo, otro atractivo es el temazcal, donde los visitante pueden ser parte de un ritual a base de una petición, también cuentan con alojamiento. Lidia mencionó que trabajarán próximamente en implementar una biblioteca.

Aquí también se puede disfrutar de los deportes extremos como la tirolase (similar al canopy); el rapel, un sistema de descenso por superficies verticales utilizando técnicas de cuerdas; y el puente de dos hilos.

Las personas que serán parte de este proyecto familiar ya se han capacitado para los deportes extremos.

Mientras continúan con los arreglos en este sitio que se volverá turístico, la fecha de apertura será el próximo 31 de octubre, que coincide con el feriado de finados del mes de noviembre. La finalidad de realizarlo en estas fechas, aseguró Lidia, es hacer que la gente se integre a un espacio novedoso durante los días de feriado.