Proyecto El Ángel-Quitasol fue analizado

Tulcán. Con el auspicio de la  Comunidad Andina de Naciones (CAN) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), entidades que financian el  proyecto de Manejo Integrado del Corredor Biológico Binacional El Ángel–Quitasol, proyecto que busca la conservación de los páramos y bosques altoandinos de la frontera norte de Ecuador y frontera sur de Colombia  se realizó  el evento de socialización denominado la ‘Minga del Pensamiento’. El evento se cumplió en la parroquia de Tufiño.

Puntos estratégicos. En el evento,  los dirigentes del proyecto socializaron los tres componentes fundamentales que contiene el documento que se aplica hace dos meses en los territorios fronterizos. La conservación y restauración ecológica, alternativas productivas sostenibles y el ámbito social fueron los temas analizados con los moradores de la zona limítrofe, quienes aspiran que en el proceso de conservación ninguna de las partes pueda salir afectada sino más bien que logren acuerdos para fortalecer las iniciativas. 

Objetivos. Ricardo Mora Goyes, gerente del corredor biológico El Ángel Quitasol dijo que, “Dentro del componente social se tiene contemplado realizar varios eventos de capacitación e integración entre los dos pueblos hermanos” El encuentro en Tufiño se cumplió el viernes y sábado pasado donde se plantearon la posibilidad de la elaboración de la fincas integrales para el fomento de la producción agrícola como una base para la supervivencia de los moradores de toda la zona destinada para la conservación.
Antes de este encuentro con los actores principales del proyecto, las autoridades de la CAN, la AECID, el Gobierno Provincial del Carchi, se reunieron en Rumichaca para analizar el avance del proyecto binacional de conservación.