Proyecto de riego beneficia a 240 familias de Tulcán

Julio Andrade. Tulcán. La Junta de Riego Chorro de Oro de la comunidad Casa Fría de la parroquia Julio Andrade tuvo un ilustre visitante.

Takayuki Kumakura, primer secretario de la embajada de Japón, visitó ayer la localidad carchense. La inauguración de un moderno sistema de riego fue el evento que convocó su presencia.

Visita. El diplomático nipón, junto con Guillermo Herrera, prefecto de Car-chi, recorrieron la localidad.

Kumakura, constató la ejecución de proyecto y se mostró complacido por el beneficio que este dará a los moradores de la localidad. El objetivo es mejorar la distribución del recurso hídrico con el fin de aumentar la cantidad y calidad de la producción. Esta fase consta de cuatro ramales con una longitud de 8.200 metros de tubería que llegan a unas 60 cabeceras parcelarias, principalmente para abrevaderos y riego.

Satisfacción. “Es un proyecto muy importante que gracias a la Embajada de Japón y la Prefectura pudimos ejecutarle. Nos será de mucha ayuda”, explicó Víc-tor Gaón, presidente de la Junta de Riego Chorro de Oro. A decir del directivo serán 240 familias las que se beneficiarán del proyecto.

El sistema de riego abarcará unas 550 hectáreas. En la primera etapa se hizo la captación y una conducción de 3 km, en la segunda etapa se tiene contemplado hacer la distribución con tubería en diferentes diámetros de 8km.

De la localidad. Casa Fría es una comunidad eminentemente agrícola. La papa sigue siendo el primer producto a cosecharse. La inversión que hizo la Emba-jada bordea los 90 mil dólares. El proyecto en sí, se inauguró en 2013, pero esta segunda etapa inició su ejecución en junio del año pasado.

El recurso agua es imprescindible para la producción de cultivos: de su disponibilidad depende la formación de los productos.

En el caso de Casa Fría, es importante pues los cultivos de papa, son los que marcan la actividad económica de la localidad, por ello la importancia del liquido vital.

Beneficiado. Luis Freire, uno de los agricultores beneficiarios del sector de San Vicente, destacó las bondades de este sistema de riego.

“En época de sequía teníamos escasez de agua, hierba y los cultivos era malos. Cuándo regábamos lo hacíamos mediante motor, pero esa técnica era muy costosa”, explica el agricultor.

Antecedentes. Para regar una hectárea de terreno se gastaba un promedio de 109 dólares durante 8 horas que por lo general era en la noche.

Con este sistema se gastan alrededor de 20 dólares por las ocho horas.

Además el riego se lo hace mucho más técnico y parejo en toda la hectárea. Los beneficiarios del proyecto son de la Loma de Murillo, zona central, o-riental y occidental, más los moradores de San Vi-cente.

Del proyecto. Teresa Vi-llarreal, funcionaria de la Prefectura, ratificó que el agua se extrae de la quebrada Chorro de Oro.

“Son 144 cajas que hemos implementado. El agua es para riego y bebedero de animales.

La comunidad trabajó con mingas comunitarias. Es-tamos muy contentos por esta obra”, explicó la funcionaria.