En la provincia se oficializó la declaratoria del ‘Área Protegida Autónoma Descentralizada Taita Imbabura’

Imbabura.- El Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica de Ecuador declaró este martes 7 de septiembre en Imbabura una nueva área protegida del país, la número 63 a nivel nacional, informó la Cartera de Estado.

Se trata del Área Protegida Autónoma Descentralizada Taita Imbabura, que comprende 3.717,48 hectáreas de extensión y que fue declarada hoy a través de la suscripción de un acuerdo ministerial.

Ubicado en la provincia de Imbabura, este espacio natural se extiende a lo largo de los cantones de Ibarra, Antonio Ante y Otavalo, y “busca garantizar la conservación de los recursos naturales y el patrimonio cultural de la provincia”.

El Taita Imbabura es símbolo de la ancestralidad de los pueblos indígenas de Kichwa Otavalo, Kichwa Kayampi, Kichwa Karanki y Kichwa Natabuela, y pasa a formar parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), en beneficio de 75.000 habitantes de once parroquias, precisa el documento.

El ministro del Ambiente, Gustavo Manrique, expresó que “no hay ninguna riqueza que justifique ir en detrimento de la naturaleza. Sin embargo, es importante buscar un equilibrio con los recursos de manera sostenible y sustentable”.

Y defendió que con la suscripción del acuerdo se estableció “un hito histórico para la provincia y la conservación, resultado del cumplimiento de los objetivos comunes”.

Taita Imbabura es un complejo volcánico del que se tienen registros de 111 especies de plantas identificadas, 35 especies de aves, 23 especies de mamíferos y 10 especies entre anfibios, crustáceos, peces y reptiles.

Está compuesta además por una variedad de ecosistemas entre páramos, bosques nativos y cuerpos hídricos de importancia para la dotación del recurso vital.

En 2018, mediante un convenio suscrito entre el Gobierno Provincial de Imbabura y los municipios que conforman esa área natural se creó el Consorcio Taita Imbabura, que trabajó en aras de obtener la declaratoria para garantizar la conservación y aprovechamiento sostenible del patrimonio natural y cultural del Imbabura Geoparque Mundial de la Unesco.

El presidente del Consorcio, Óscar Caicedo, indicó que la propia entidad estará a cargo del plan de manejo y gestión del área de conservación.

Su labor estará enfocada en proteger los ambientes naturales y promover la recuperación y restauración de las áreas degradas para lograr el mantenimiento de los procesos ecológicos “bajo la normativa ambiental vigente y el apoyo de esta Cartera de Estado”.