Protestas en zona de frontera

portadilla-carchiAyer, un grupo de transportistas pesados de Ipiales, intentaron bloquear la Panamericana que conduce de Ipiales al puente internacional de Rumichaca, límite con Tulcán.  La medida fue en rechazo a las decisiones del Gobierno ecuatoriano que dicen ha afectado su actividad.

El hecho se suscitó  pasado el medio día, cuando  un grupo próximo de 30 camioneros con sus unidades, mostraron su malestar y colocaron un remolque en la vía que va de Ipiales a Rumichaca, a la altura de Mayasquer, unos 500 metros antes de llegar al puente internacional, lo que ocasionó la interrupción momentánea del tránsito en la zona.   
Un grupo del Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD, de la policía colombiana llego al sitio para despejar a los manifestantes y evitar que se afecte el tránsito en el viaducto.
A decir de Luis Herrera, de transportes Soto de Ipiales, la queja de los conductores es porque desde el pasado 10 de septiembre empezó a operar de lado ecuatoriano un puesto de control de   agentes de la Comisión de  Tránsito del Ecuador, CTE,  que, según dice, les piden una serie de requisitos para ingresar a Tulcán. Esto, enfatiza,   les ocasiona dificultad para hacer el transporte fronterizo. A decir del dirigente, Ecuador estaría irrespetando el acuerdo 491 de la Comunidad Andina de Naciones, CAN,  sobre el  Reglamento Técnico Andino sobre Límites de Pesos y Dimensiones de los vehículos internacionales al Transporte Internacional de Pasajeros y Mercancías por carretera.
Herrera argumenta que no están haciendo un paso directo, que solo llegan hasta Tulcán a descargar y regresan a Colombia. No obstante los Agentes de Tránsito están solicitando la Tarjeta de tripulante como si fueran a internarse en el país. “No estamos haciendo paso directo, exigimos respeto, trato igualitario” dijo.
Para evitar la interrupción del tráfico, el personal del ESMAD dispersó a los manifestantes usando gas pimienta y retirando el remolque de la vía.
Una hora después el tránsito volvió a la normalidad, evitando bloqueos  en el paso fronterizo.  

MALESTAR
Los dirigentes del Transporte Pesado de Ipiales como Marisol Hernández, de Hiper Trans reclaman un trato igualitario y dicen que la serie de documentos  que exigen los agentes de la CTE deberían ser para quienes van al interior ecuatoriano; no, para los que entran a Tulcán a hacer descarga. De hecho, ella y otros dirigentes coinciden en proponer que estos agentes ecuatorianos hagan el control a las afueras de Tucán, en el sector de Las Juntas  para controlar a quienes vayan a Quito o Guayaquil. “Cada día se inventan más requisitos y trabas para los colombianos. No hay la buena vecindad que debería existir en la frontera”. Jaime Ancízar, vicepresidente de la Asociación de Camioneros de Colombia, sede Ipiales, dijo que les preocupa  también la fijación del precio internacional del combustible que el Gobierno ecuatoriano anunció será de 3, 15 dólares el galón de diésel. Según los dirigentes de este gremio ipialeño, intentarán dialogar con las autoridades locales para buscar soluciones, caso contrario tomarán medidas de hecho. Los agentes de la CTE, empezaron a laborar en Rumichaca desde el 10 de septiembre. El control es las 24 horas al transporte pesado extranjero.