Protestas en la cárcel de Tulcán

carcelTULCÁN.  Agilidad en las repatriaciones y la prelibertad piden los internos del Centro de Rehabilitación Social de Tulcán.

Preparación.  Familiares de los internos procedentes de Colombia y del  interior del país llegaron ayer como de costumbre a visitar a sus parientes pero no lograron ingresar porque los detenidos decidieron no recibir visitas e iniciar la huelga de hambre hasta lograr dialogar con las autoridades del Ministerio de Justicia.En la mañana las personas privadas de la libertad donaron los alimentos a instituciones de beneficencia.
Nelson Castillo, jefe del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), informó que se trata de un amotinamiento pacífico y mientras la medida persita la seguridad interna y externa se reforzó con 20 guías penitenciarios y 1 Oficial de Policía y 15 uniformados más quienes  cubren todo el perímetro de la cárcel.Por su parte Jorge Malte, director (e) del Centro de Rehabilitación, dialogó con los internos. Mientras que familiares de los internos apoyan la medida y pegaron carteles en los exteriores de la cárcel.