Protestan por reformas laborales

MADRID. Convocados por los dos principales sindicatos españoles, CCOO y UGT, ciudadanos de todo el país comenzaron a salir a las calles para protestar, por segunda vez en un mes, contra la reforma laboral y lo que consideran un “ataque” del Gobierno a los servicios públicos.

Masas. La de ayer es la segunda movilización de esas características que convocan las organizaciones sindicales españolas tras la del pasado 19 de febrero que, según los sindicatos, tuvo una participación multitudinaria.
Las nuevas protestas se producen, además, dos días después del anuncio de una huelga general contra la reforma laboral para el próximo día 29, por lo que los sindicatos esperan lograr una estimación de la capacidad de convocatoria de cara a esa jornada.
En Madrid, donde se espera la más alta participación, los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, advirtieron, antes del inicio de la marcha, de que la reforma laboral va a provocar una regresión social “de manera permanente y para toda la vida”.

Peligro. Insistieron, también, en que los ajustes del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy llevan a un camino “desconocido y muy peligroso”.
La reforma laboral aprobada por el Gobierno de España reduce la indemnización para trabajadores fijos que sean despedidos de forma improcedente desde los actuales 45 días por año trabajados a sólo 33, con un máximo de 24 mensualidades, en lugar de las 42 de ahora.
“Durante tres trimestres consecutivos” será motivo suficiente para una empresa para recurrir al despido.