Propietarios de juegos dicen que son últimos en reactivarse

Reactivar su economía tras un año paralizados por la pandemia, es lo que buscan las familias propietarias y socios de los juegos mecánicos, instalados recientemente frente a la terminal terrestre.
Pese a querer dinamizar la economía, les han negado el permiso de funcionamiento porque la pandemia aún no termina, pero aún así resisten y siguen trabajando desde hace unas dos semanas.

Estos juegos tradicionales tienen una inversión económica bastante alta, por ejemplo, solo el más grande (barco pirata) cuesta alrededor de 120 mil dólares, según uno de los socios.

Sin embargo, así como todos, también tuvieron que paralizar un tiempo el funcionamiento por la pandemia, lo cual ocasionó ciertos daños, que ya han sido solucionados para continuar con su función normal.

Aventura City Park se denomina este espacio, donde se vuelve el hogar de quienes trabajan aquí. Andrés Ponce, uno de los socios, comentó son los últimos en trata de reactivarse, ya que otros sectores empezaron desde hace meses. “Es triste que nadie nos tome en cuenta”, dijo.

Aseguró que han cumplido con todos los trámites para que puedan tener el permiso. Además, señaló que también cumplen con los protocolos de bioseguridad para prevenir cualquier contagio de Covid-19.

Anteriormente se instalaban con los juegos frente al ECU 9-1-1, en el parque Ciudad Blanca. “Desde el año anterior tenemos pagado al municipio para un espacio mismo en el bulevar”.

De la misma forma, Andrés indicó que en 2020 fueron conscientes de que no era factible abrir los juegos por el nuevo coronavirus que recién aparecía en Ecuador. Actualmente, con el proceso de vacunación mencionó que tiene fe de que funcionará y dará un buen resultado.

También comentó que cuentan con lavamanos, alcohol y gel desinfectante para los usuarios. Andrés dijo que una persona está encargada de controlar la temperatura en la entrada principal.
“Es una situación que podemos controlar. La gente mismo es muy consciente, porque si ven que hay aglomeración en un juego se aleja y no se acerca porque saben muy bien lo que estamos viviendo”.