Nuevo programa para bajar de peso llegó a Imbabura

Ibarra.- Un nuevo programa para bajar de peso sin necesidad de someterse a cirugía, endoscopia o anestesia, llegó a la provincia. Se trata de un nuevo balón intragástrico ingerible en cápsula, que promociona el doctor René Gordillo, cirujano de obesidad y metabolismo, quien además, es el único en la provincia que aplica este procedimiento.

¿Cómo se coloca?
Se coloca con el paciente despierto, quien traga una cápsula mediante la guía del doctor Gordillo. De acuerdo al especialista, cuando está en el estómago se documenta su ubicación con una radiografía, se procede a llenar con una solución especial, luego de unos 8 minutos se hace una segunda radiografía, se retira el catéter con el que se llenó el balón y el paciente se va a su casa sin necesidad de hospitalización y de ningún examen previo.

El doctor mencionó que es para pacientes que no pueden ser candidatos para una cirugía o no la aceptan, pero que necesitan perder peso. Con este balón la persona logra bajar en promedio hasta 18 kilos de peso.

Normalmente todos los balones tienen un tiempo de vida y deben ser retirados bajo anestesia general y por medio de endoscopia, con este balón no hace falta hacerlo, ya que tiene una válvula que después de cuatro meses se rompe, se desinfla y se elimina naturalmente.

 

Un proceso más económico

El paciente, previo a la colocación del balón tiene un manejo nutricional, y durante los cuatro o cinco meses tiene que hacer cambios en sus hábitos alimenticios y de salud.

Con una nutricionista y un preparador físico se consigue los mejores resultados. Comparado con una manga gástrica cuesta la mitad de esta cirugía, es decir es más económico.

El balón se puede colocar en pacientes con cualquier grado de obesidad, así lo aseguró el doctor Gordillo. Este nuevo proceso se está aplicando en la provincia y el doctor René Gordillo es el único certificado para implementarlo, y hasta el momento ha colocado 11 balones.

En el país solo cuatro médicos aplican este balón, en Guayaquil, Quito e Imbabura. Los especialistas también cumplieron con un curso en Chile hace unos meses.