Productos en mal estado

altTulcán. Productos que caducaron hace dos años y estaban en las estanterías de ocho bodegas de Tulcán, fueron decomisados por atentar contra la salud y vida de los consumidores. Ayer en el relleno sanitario La Palizada se procedió con la destrucción de víveres, confites y licor.

Decomiso. Inspección realizada a los centros de abastos de Tulcán logró detectar que en los percheros había aceite, harina, fideos, enlatados, confites y licor en pésimo estado, dijo Nelson Jaramillo, comisario nacional de Tulcán.  

Los víveres, dulces y bebidas expiraron hace dos años, pero estaban en las estanterías para su comercialización. Según el Comisario Nacional es obligación, responsabilidad de los dueños de bodegas revisar, retirar los productos cuya fecha expiró y evitarse problemas.
Nelson Jaramillo procedió con la clausura de las bodegas por el lapso de siete días y el pago de 100 dólares.  
Ante la sanción ciertos propietarios o administradores de los locales habrían expresado que los empleados revisan los productos y la fecha de vencimiento pero ante la cantidad de mercancía a veces dificulta un control total.
 
  Peligro.  Sin embargo, para el Comisario Nacional, hay cierta irresponsabilidad porque al vender y consumir víveres, cereal o licor caducado produciría intoxicaciones o lesiones más severas en la salud de las personas.
Una sugerencia para los propietarios de los establecimientos es devolver los productos una semana antes de que expire a los proveedores, expresó Nelson Jaramillo. No obstante, Jesús Obando, dueño de una bodega, aclaró que no pretenden hacer daño a los compradores pero a veces por descuido olvidan retirar la mercadería en mal estado.