Productores de textiles buscan estrategias para incrementar ventas

atuntaqui

IMBABURA. Atuntaqui, cabecera cantonal de Antonio Ante, es reconocida por la herencia textil que dejó la Fábrica Imbabura en los pobladores de este cantón. Hoy, los productores cumplen con entregas a grandes marcas a nivel nacional y exportan las prendas. Sin embargo, no todos están conformes con la situación comercial que se vive actualmente en su territorio.


Según un catastro del GAD Municipal de Antonio Ante son 300 los locales de ropa y fábricas textiles que están registrados en el cantón.

ESFUERZO Y HERENCIA

En el año de 1922, con la adquisición de los terrenos para la construcción de la primera fábrica y empresa textil de Imbabura, inició el legado industrial, que hasta ahora se mantiene, en Antonio Ante.

Marco López Villegas (69 años) es hijo de Néstor López, quien trabajó en la Fábrica Imbabura por casi 45 años. Él es el segundo de diez hijos. Tuvo la oportunidad de trabajar en la fábrica cuando tenía 24 años de edad. El cierre de la empresa afectó la economía de su familia, su padre cambió de trabajo.

Este productor empezó junto con su mujer, María Pastora Chavarrea, un sueño en el que ahora están involucrados todos sus hijos.

Confecciones Mary inició su producción con una máquina overlock. Ahora da trabajo a más de 40 personas directamente y tienen un local en donde venden sus prendas.

“Hacemos camisetas, uniformes y prendas básicas. Mis hijos también están en el negocio. Uno de ellos hace las impresiones, serigrafía y bordados”, indicó López.

López tiene producción por unidades y al por mayor. Las prendas de Confecciones Mary se venden en cadenas a nivel nacional. Además entregan en Babahoyo, Machala y en otras ciudades.

El empresario textil coincide con otros comerciantes, en que la extinción de la Cámara de Comercio de Antonio Ante, fue un factor negativo para la producción en el cantón.

“Lamentablemente la cámara de comercio se extinguió y no podemos tener una organización todos los productores. Gracias a las grandes cadenas que nos compran, ahora tenemos trabajo. En los almacenes pequeños sí se vende, pero muy poco”, manifestó.

PRODUCTO EXTRANJERO

El asambleísta Richard Calderón es propietario de la Empresa Conffel. Considera que en los dos últimos años el sector textil se ha visto afectado por dos aspectos.

“El primero es la disminución del precio del petróleo. Eso hace que baje la dinámica económica y el consumo a nivel nacional. Y el otro, que es el de mayor efecto, es la apreciación del dólar frente al peso colombiano”. El empresario señala que Atuntaqui está muy cerca de la frontera con Colombia. “Quito es el principal mercado que visita la ciudad (Atuntaqui), ese paso directo hacia Ipiales ha afectado la producción textil. Sin embargo, las medidas que se han tomado son las salvaguardias que en algo han ayudado a que el sector textil se proteja porque de lo contrario, si ingresa sin ningún impuesto la producción peruana o colombiana es difícil competir porque se ha abaratado por la devaluación del peso colombiano y del sol peruano”.