Proceso jurídico en manos de Alcalde

portadilla-otavaloEl objetivo es conseguir la constitución de la nueva parroquia rural Rumiñahui, la cual estará conformada por tres comunidades: La Compañía, La Compañía Alta y Camuendo. Ayer, entre niños, jóvenes y adultos sumaron más de mil personas que asistieron a la audiencia con el Alcalde de Otavalo, Gustavo Pareja, en donde exigieron la constitución de la nueva parroquia rural, agilidad en los procesos y dar solución al conflicto limítrofe que existe entre las comunidades de La Compañía y Agato.

ACUERDOS

En diciembre 2014 hubo acuerdos entre las tres comunidades interesadas en formar la nueva parroquia. Para cumplir con el proceso de socialización los comuneros solicitaron la presencia del Alcalde para una reunión con las comunidades involucradas en el lugar ya asignado como cabecera parroquial en el sector Chilco, límite entre La Compañía y Camuendo.

Según José Castañeda, coordinador de Trojaloma perteneciente a la comunidad de La Compañía, dice que la primera asamblea tuvo el propósito de dar a conocer que durante muchos años han sido abandonados sin recursos del Estado y del cantón, Por eso, se toma la iniciativa de formar una parroquia rural, ya que hasta hoy las tres comunidades antes mencionadas pertenecen a la parroquia urbana El Jordán. ‘‘El presupuesto del Estado no ha sido distribuido equitativamente porque pertenecemos a una parroquia urbana, por lo que los comuneros no hemos recibido beneficios para nuestro progreso y desarrollo’’, manifiesta Castañeda.

AUDIENCIA

Los comuneros solicitaron a la primera autoridad del cantón una comisión específica para resolver y avanzar con la conformación de la parroquia rural Rumiñahui. Por su parte, el Alcalde, manifiesta que él personalmente se encargará de agilizar el proceso porque también tiene el mismo interés de dar una pronta solución al pedido de los comuneros. Hasta culminar este año, el burgomaestre debe cumplir con su ofrecimiento. ‘‘Aspiro que antes que termine este año podamos cumplir con la aspiración de estas comunidades’’, manifestó el Alcalde de Otavalo.

CONFLICTO

Existe un conflicto limítrofe que ha sido uno de los argumentos para retrasar el proceso para la constitución jurídica de la nueva parroquia. La Compañía respetará el límite que ha sido establecido por sus antepasados hasta hoy, ubicado desde la quebrada de Pushihuaycu, el cual crea conflicto con la comunidad de Agato. ‘‘Ante esto tiene que intervenir el Alcalde dando la resolución concreta para proceder a la constitución de la parroquia Rumiñahui’’, indica el coordinador.

El Alcalde invita a una audiencia para el próximo miércoles 28 de octubre donde estarán presentes los dirigentes de las dos comunidades en conflicto: Agato y La Compañía, en el que también participará Alberto Ascanta, presidente comisión de la nueva Junta Parroquial. Rafael Castañeda Males representa a La Compañía: José Villagrán a La Compañía Alta y Alberto Santillán es dirigente de Camuendo. José Castañeda y Alberto Ascanta manifiestaron que en el año 2010, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) hizo una publicación diciendo que entre las tres comunidades existe una población de aproximadamente cinco mil habitantes, lo que permite conformar una parroquia de pueblos originarios kichwas.

Actualmente, cada comunidad realizó censos internos en lo que se registran a siete mil habitantes. Los comuneros lucharán hasta conseguir la jurisdicción de la nueva Parroquia Rural Rumiñahui. Dicen que su presencia masiva aumentará en caso de que las autoridades no den cumplimiento a lo acordado.