Problemas en la luminarias suspenden el cotejo Aucas-Delfín.

Delfín ganaba 2-0 en su visita al Aucas pero un problema de energía ocasionó que el partido se suspendiera y que se decidiera jugar el sábado a las 12h00.

El segundo partido de la Fecha 1 de la LigaPro se la desarrollaba en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda, en un cotejo de gran atractivo y que prometía muchas emociones.

En los primeros minutos de juego Aucas inclinó la cancha de juego a su favor, el juego por los costados le favorecía al equipo oriental para hacer daño frente a un cuadro manabita que todavía no se asentaba en el campo de juego. Delfín por su parte espero sin desesperarse para poder equilibrar el dominio de balón y hacer daño.

Delfín se despertó y empezó a controlar el balón en medio campo, quitándole espacio a los locales que ya empezaban a replegarse.

Al minuto 30 llegaría un centro para Cifuente, Richard Mina en un forcejeo desequilibra al jugador y la falta penal era sancionada. Fernando Fernández, arquero de Aucas reclamaba excesivamente la pena máximo y veía la tarjeta roja tras su acción que disminuía al cuadro oriental en número de jugadores. Frascarelli entraba para tratar de ser el héroe, pero Carlos Garcés cambiaba el penal por gol abriendo el marcador en Chillogallo.

La salida de Fernández e ir con un gol abajo mermo el ímpetu de los locales que no lograban recobrar las acciones de juego a su favor. En minutos adicionales llegaría la segunda para la visita, Jhon Cifuente tras un pase por la banda izquierda ponía un zapatazo y ponía la tranquilidad en Delfín que se iba al descanso con la ventaja.

Para el segundo tiempo, Delfín salió más relajado manteniendo la ventaja a su favor, los dirigidos por Ángel López contralaron la esférica en la mitad de la cancha y reposicionando a Janner Corozo por la izquierda y a rojas por la derecha para tener mayor movilidad en la etapa complementaria.

Aucas, por su parte, jugaba más con desesperación que con orden, situación que le favorecía a su rival para seguir manejando los hilos del encuentro. Sánchez para los últimos 45 siguió brillando por su banda, pero la poca colaboración en el ataque hacía inútiles las intenciones del habilidoso jugador.

Montaño y Figueroa entraron en el equipo local, pero poco o nada pudieron hacer frente a un equipo bien sitiado en el campo de juego y que mantenía sin problemas su ventaja a la espera de un error de su rival y poder liquidar el encuentro.

Ya bordeando el minuto 70, se apagaron las luminarias por un problema en el fluido eléctrico y el partido se detuvo a la espera de que la situación se solucione y poder continuar el encuentro, situación que no pudo ser así, ya que pasado 45 minutos no se logró solucionar la situación por lo que se llegó a un consenso entre árbitros y dirigencia de los equipos para suspender el encuentro. El resto del partido se jugará este sábado a las 12h00 según confirmaron en sus redes sociales Aucas y Delfín.