Prisión preventiva para procesado por femicidio de su hijastra de 4 años

Quito, 28 sep (EFE).- Un juez de Garantías Penales en Ecuador dictó prisión preventiva contra un individuo, como presunto autor directo del delito de femicidio de su hijastra de cuatro años, informó este lunes la Fiscalía General del Estado.

En la audiencia de formulación de cargos, el fiscal del caso, Lino Saant, justificó el inicio del proceso penal contra el detenido, identificado como Esat Gabriel R. U., con varios elementos de convicción, precisó en un boletín la Fiscalía.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 29 de agosto, en la parroquia Sevilla Don Bosco del cantón Macas, en la provincia de Morona Santiago.

De acuerdo al boletín del órgano fiscal, el sospechoso habría cometido el delito después de que la menor hubiera hecho sus necesidades en la cama.

“Esat Gabriel R. U. la sacó, la golpeó con un palo de escoba y pateó su cuerpo, después de darle varios golpes. Además, la habría llevado a un riachuelo en donde la sumergió y golpeó hasta matarla”, reza el documento.

Y al ver a la niña sin vida, el procesado, “habría construido una caja pequeña en donde la colocó para luego enterrarla en un lugar cercano”.

La madre de la víctima presentó la respectiva denuncia, por lo que las autoridades ecuatorianas procedieron a la exhumación del cuerpo y la correspondiente autopsia médico-legal, que determinó que la muerte de la niña fue a causa de un derrame por fractura severa de cráneo cervical con un elemento contundente.

Entre las pruebas del proceso, que tiene 90 días de instrucción, figuran el acta de exhumación, la autopsia médico-legal practicada a la víctima, el informe de reconocimiento del lugar de los hechos efectuada por Criminalística, que concluye que la menor fue golpeada en dos lugares y posteriormente enterrada en un hueco.

Además se tuvieron en cuenta versiones y certificaciones, que probarían el círculo de violencia en el que se vivía la menor.

El femicidio en Ecuador está tipificado en el artículo 141 y 142 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y se sanciona con una pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años.

De acuerdo a observatorios locales, en Ecuador se registraron once asesinatos y homicidios de menores de edad desde marzo hasta el 2 de mayo. En la mayoría de los casos, los crímenes ocurrieron en sus domicilios y los principales acusados fueron parientes cercanos.

De acuerdo a la encuesta de la Situación de la Niñez y Adolescencia, realizada por Unicef y el Observatorio Social del Ecuador en 2019, el 47% de los niños y adolescentes han recibido algún tipo de maltrato por parte de sus padres.

Además, una de cada diez mujeres ha sufrido abuso sexual cuando era niña o adolescente.