Primeras damas de Ecuador y de Guatemala firman convenio en favor de discapacitados

Quito. Las primeras damas de Ecuador, Rocío González, y de Guatemala, Patricia Marroquín, suscribieron este martes en Quito un convenio que busca mejorar la atención a las personas con discapacidad en sus países, informó la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia.

La esposa del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y la del guatemalteco, Jimmy Morales, se reunieron hoy en Quito para revisar los avances de programas que sus respectivos gobiernos llevan adelante en favor de sectores vulnerables, especialmente de discapacitados.

El convenio de cooperación pretende fortalecer el intercambio de experiencias técnicas entre Ecuador y Guatemala, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las personas con discapacidad y sus familias, remarcó la Secretaría de Comunicación en un comunicado.

“En nuestro país, por muchos años hemos venido trabajando por este grupo de atención prioritaria, garantizamos sus derechos y gracias al apoyo que les brindamos diariamente hemos logrado que el Ecuador sea más solidario”, remarcó González.

Agregó que esa estrategia de atención integral se replica en otros programas de atención que integran el denominado “Plan Toda Una Vida”, que ella lidera.

Sobre otro plan gubernamental denominado “Misión Ternura”, González resaltó que éste se enfoca en atender “los mil primeros días de vida” de los recién nacidos, así como la reducción de la desnutrición infantil.

“A través de varios programas trabajamos con el tema de nutrición, afectividad con las madres y las educadoras, siguiendo protocolos y estudios, experiencia que queremos compartirla”, indicó la ecuatoriana.

Esta estrategia también se ejecuta en Guatemala, donde se atiende a los menores desde los 6 meses hasta los cinco años de edad en los hogares comunitarios, recordó la Secretaría de Comunicación.

Rosa Aldana, presidenta del Consejo Nacional para la Atención de Personas con Discapacidad (Conadi) de Guatemala, aseguró por su parte que el convenio firmado en Quito “le da un mensaje al mundo sobre la voluntad política que se requiere para avanzar en la implementación de políticas públicas” eficaces.

“Por esta razón, es de vital importancia potenciar las capacidades técnicas y académicas de cara a los retos políticos y sociales que la situación de las personas con discapacidad demandan en nuestros países”, agregó.

La atención a los adultos mayores fue otro de los trabajos en los que coincidieron ambas primeras damas.

“La mayor satisfacción que podemos experimentar es saber que ellos están siendo atendidos, porque lastimosamente en muchas ocasiones son las propias familias quienes los abandonan”, sostuvo Marroquín, quien felicitó a Ecuador por su trabajo en temas de inclusión social.

González y Marroquín preven realizar este miércoles un recorrido con la brigada llamada “Las Manuelas”, que atiende a personas con discapacidad, por un barrio del sur de Quito.

En ese sector ambas primeras damas esperan conocer el trabajo de fortalecimiento comunitario que se desarrolla junto a las familias que viven en urbanizaciones de la llamada “Misión Casa para Todos”.