Primera cirugía laparoscópica mínimamente invasiva en Ibarra

p10Ricardo Camacho, cirujano urólogo, llegó desde Caracas Venezuela para realizar la cirugía mínimamente invasiva en la clínica Metropolitana. El pasado martes hizo la primera nefrectomía radical laparoscópica por cáncer en un paciente joven (Luis), junto con el cirujano Edmundo Delgado y el cirujano Germánico Endara, quien invitó a Camacho para ser parte de este proceso de cirugía en la clínica.

Esta es una técnica que a pesar de ser una cirugía muy grande la recuperación del paciente es rápida. “Gracias a la parte laparoscópica”, dice el cirujano venezolano. En el centro metropolitano se estaban haciendo terapias mínimamente invasiva con la cirugía biliar laparoscópica, pero en neurología todavía no se había desarrollado, según Camacho. Cuenta también que gracias a la necesidad que tiene el centro, que hay una gran afluencia de pacientes en el norte del país. “Vienen a buscar nuevos tratamientos nobles de alta tecnología”.

EQUIPOS La clínica permite y está equipado para hacer estas cirugías. Se está programando que a principios del próximo mes se realicen cirugías prostáticas por láser. Esta cirugía actualmente está como la asociación europea urológica, siempre y cuando los centros cuenten con la tecnología. Esto permite que el paciente al día siguiente pueda irse a la casa. La mayoría de las veces, más del 90 % de los casos sin sonda, que era algo que estaba establecido en cirugía convencional. Dentro de esto hay dos ventajas principales: recuperación del paciente reintegrándose rápidamente a sus labores y dándole una mayor movilidad a los centros permitiendo que no haya una ocupación tan alta. La cirugía convencional incluía grandes incisiones a nivel del abdomen o a nivel de la zona donde se fuera a operar y necesitaba un tiempo de recuperación.

La cirugía mínimamente invasiva o abra muy poco con pequeñas incisiones o sencillamente no abre a través de vías naturales, se hacen las operaciones con el paciente al no tener heridas externas y rápidamente se va a recuperar. Los resultados de esto, es que se puede curar hasta un cáncer y al día siguiente el paciente se sentirá bien. “Los resultados oncológicos y médicos se logran también”, asegura Camacho. El costo no es mayor a lo que pueda hacer la cirugía convencional, porque el paciente estará cinco días hospitalizado cinco días, con la laparoscópica el paciente estará menos tiempo.