Primer caso de ‘diezmos’ se registró en Carchi

Tulcán. Una mujer que asegura ser funcionaria pública fue detenida en Tulcán mientras cobraba los diezmos a sus colegas de trabajo. Sucedió en Rumichaca, mientras la mujer retiraba el dinero de sus víctimas. Su captura se dio, tras un sigiloso operativo ejecutado por el personal de la unidad de operaciones básicas de Inteligencia de la Policía Nacional.

De acuerdo a las primeras investigaciones la mujer solicitaba dinero en efectivo a los funcionarios de la dirección de Migración, que trabajan en Rumichaca. Según se conoció de manera extraoficial el dinero recaudado por la mujer sería entregado a los máximos dirigentes de un partido político nacional.

La supuesta “recaudación” de dinero se lo daba con la intención que no fueran cambiados de sus puestos de trabajo.

Antecedentes. El cobro de ‘diezmos’ no es un caso nuevo en el país. El año pasado en la Asamblea Nacional, una denuncia del legislador Fabricio Villamar de CREO, abrió la puerta para que se presenten denuncias por parte de colaboradores y excolaboradores de los asambleístas.

El caso también tocó a la vicepresidenta de ese entonces María Alejandra Vicuña, que debió renunciar a su cargo para enfrentar los respectivos procesos legales.

En el operativo participó personal de Policía Judicial y Fiscalía. Al momento de realizar la detención de la mujer se encontró en poder de la ciudadana una agenda en donde se evidencian los diezmos solicitados a todos los directores de los ministerios, además de 290 dólares en efectivo.