Prevención en casa

Con acierto o no, se han suspendido las actividades académicas en escuelas y colegios del país como medida de prevención y cuidado de los estudiantes contra la propagación del conocido coronavirus. No se ha explicado con frontalidad las razones que motivaron esta decisión creando en padres de familia una sensación extraña, muchos están alarmados.

Una de las razones que motivaron esta disposición podría ser posiblemente la teoría que toma fuerza y que indica que los niños y las niñas son inmunes y asintomáticos de esta enfermedad, pero sí portadores; de ser este el caso los grupos de riesgos serían los padres de familia y los mismos docentes; sea cual sea la razón, la medida ha dado resultados y ninguno de los contagiados tiene su origen en el sistema educativo. Es hora, que los padres de familia cumplan su parte y promuevan el conocido “distanciamiento social” de sus hijos, no son vacaciones las que se han dado, son mecanismos de protección ante esta pandemia lo que se ha dispuesto; ojalá los padres de familia sean responsables y eviten que sus hijos salgan a centros de diversión, y controlen los paseos de fin de semana muy largos.

Ninguna disposición será suficiente si no tiene el compromiso de la población, hoy con tristeza vemos países aislados y con estadísticas muy altas de fallecidos. No queremos que eso se replique en nuestra nación, por tanto pasemos de la prevención que promueve la escuela a una más directa que se la realice en casa.