Presupuestos fueron tocados

Ibarra.- Atados a pies y manos, así se sienten los dirigentes deportivos de la provincia, especialmente Frethman Gomezjurado, presidente de la Matriz Provincial y Gonzalo Proaño, principal de la Liga Cantonal de Otavalo, luego de conocer en números el presupuesto anual que recibirán por parte del Ministerio del Deporte para esta temporada.

Sorprendido.- Frethman Gomezjurado, presidente de la Federación Deportiva de Imbabura nunca se esperó un recorte económico, al contrario pensó que iban a tener un incremento por los logros conseguidos en la temporada pasada.
Al final el recorte de casi 100 mil dólares que equivale al 7.8 por ciento de la cantidad global pone en aprietos al directorio, pues tomarán decisiones que a más de uno causará malestar.
“Esta reducción afectará al fomento deportivo y también representa posiblemente separar a funcionarios de la institución. Es muy preocupante esta medida. Considerábamos por los logros deportivos y por la administración que se maneja tener un aumento. Inclusive había la sugerencia de los miembros del Ministerio del Deporte que deberíamos haber subido el presupuesto, pero teníamos la esperanza que no nos toque el presupuesto. Analizaremos que entrenadores pueden quedarse. Otra afectación es que los deportistas no podrán contar con el bono deportivo”, dijo Gomezjurado.
 
 La misma historia.- En la Liga Deportiva Cantonal de Otavalo sucedió lo mismo. La notificación llegó al despacho del presidente de esa dependencia Gonzalo Proaño.
Él tiene claro el panorama.
“No entiendo cómo a nosotros se nos reduce el 20 por ciento y a la Federación Deportiva de Imbabura ni el 10%. El monto que nos quitan es 26 mil 916 dólares. Con esta decisión nos están acabando con los procesos de formación que empezó hace cinco años. Se ha tirado a la basura todos estos años de trabajo. Es difícil realizar autogestión por la situación económica de las empresas privadas. El personal del Ministerio del Deporte no hacen un análisis en el campo de trabajo sino en el escritorio”, dijo Proaño.
Una de las medidas que tomará el dirigente otavaleño será no participar en eventos provinciales y nacionales, pero dejó claro que el salario y la reducción de personal (entrenadores) no se tocarán.
Actualmente la Liga Cantonal registra a 600 deportistas bajo la dirección técnica de 14 entrenadores.