Presidente designa al excanciller José Valencia como embajador ante OMC

Quito. (EFE).- El presidente Lenín Moreno designó al excanciller José Valencia como embajador de su país ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), con sede en la ciudad suiza de Ginebra, informó este sábado 18 de julio la Secretaría General de Comunicación del Gobierno.

Mediante un decreto ejecutivo Nro. 1098, Moreno decidió nombrar a Valencia como su “embajador extraordinario y plenipotenciario” ante la OMC, luego de que aceptó que renunciara como su canciller la semana pasada.

El pasado 8 de julio, Valencia anunció su dimisión de la jefatura de la Cancillería al considerar que ya había cumplido su misión al frente de esa cartera.

En ese momento, Valencia no descartó ir a alguna representación diplomática del país, pero dijo que esperaba que ello lo decidiera el presidente Moreno.

El jefe del Estado designó como reemplazo de Valencia a Luis Gallegos, un experimentado diplomático que se desempeñaba como embajador de Ecuador ante Naciones Unidas.

Valencia estuvo a cargo de la Cancillería desde 2018, cuando reemplazó a María Fernanda Espinosa, quien pasó a ocupar la presidencia de la Asamblea General de Naciones Unidas.

En otras medidas diplomáticas adoptadas por el presidente Moreno en las últimas horas y anunciadas mediante decretos del Ejecutivo, el mandatario confirmó el nombramiento del diplomático Diego Ribadeneira como embajador de Ecuador en Brasil.

Asimismo, dio por terminadas las funciones de Alex Francisco Aguirre como embajador de Ecuador en Guatemala.

Estos cambios se aplican en un momento en que el nuevo canciller Luis Gallegos ha anunciado que su gestión en el último año del mandato del presidente Moreno se sustentará en cuatro ejes fundamentales: La cooperación, el comercio, la concertación internacional y el bienestar ligado a la defensa de los derechos humanos.

“He aceptado este reto en el momento más crítico que ha vivido la humanidad”, dijo Gallegos recientemente e identificó a la pandemia del coronavirus como “la primera crisis internacional que afecta a todos los países y pueblos del planeta”.

Planteó que los grandes mercados de Estados Unidos, Europa, China y la Alianza del Pacífico tendrán una atención prioritaria en dirección a apoyar la recuperación económica del país, así como las relaciones con los vecinos Colombia, Perú y Costa Rica.