Presidente dice que sí tiene apoyo

ECUADOR. La marcha en contra del Gobierno iniciada ayer tiene previsto llegar a Quito el 22 de marzo, en el Día Mundial del Agua.
Mientras el Presidente Rafael Correa, dijo que “los opositores saben que serán derrotados nuevamente por el pueblo ecuatoriano”.

Ayer.  Los integrantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) iniciaron en Pangui, provincia de Zamora Chinchipe, un recorrido de 14 días por la sierra central, para protestar en contra el Gobierno.
Entre tanto “como un total fracaso”, calificó el presidente Rafael Correa a  las movilizaciones convocadas por los sectores de oposición.
El Gobierno ha defendido los beneficios para el país del proyecto, con el que el Estado ecuatoriano prevé ingresar 20 000 millones de dólares en los 25 años de contrato, según el ministro de Recursos no Renovables, Wilson Pástor.

El Gobierno dice que tiene el respaldo.  A las 11:30 de ayer el mandatario y sus ministros Ricardo Patino, Alexis Mera, Fernando y Vinicio Alvarado salieron al balcón de Palacio a saludar a los militantes.
Posteriormente el presidente Rafael Correa reiteró que la manifestación organizada por la oposición fue un fracaso y que su objetivo era desestabilizar o al menos desgastar a su Gobierno.
El Presidente finalizó su intervención con una invocación a defender la democracia. “Aquí estamos para defender la revolución, la patria grande, la democracia”, dijo Correa luego de calificar a los organizadores de la marcha contraria como “odiadores, conspiradores, retardatarios, sufridores…”.

La oposición también marchó.   “La UNE existe tenemos 75 mil firmas para entregar a la Asamblea. Adelante Magisterio, unidos venceremos”, dijo Silvia Martínez, tesorera nacional de la UNE.
En la marcha de la oposición  también se registró la  presencia de Gustavo Larrea, exministro de Gobierno, y Stalin Salazar, abogado del coronel César Carrión entre la multitud.
“Nos han dicho que no nos dan los permisos para los buses, que no nos dan los permisos para caminar, nosotros le decimos al gobierno que no necesitamos ningún permiso para caminar más del que nos asiste la Constitución vigente, que dice que somos libres de caminar por el