Preocupación por la suerte de otavaleños en Chile

Otavalo. Mientras en Santiago hay indignación, en el cantón hay consternación. Cuatro indígenas kichwas están siendo procesados por la muerte de Margarita Elena Ancacoy Huircán de 48 años de edad.

Detalles. La noticia tomó por sorpresa a propios y extraños. Una vez conocida la identidad de los sujetos empezaron a tejerse diversas versiones de los acontecimientos. “Uno de los detenidos tiene familia en la comunidad Gualsaquí, son buenos vecinos, no sé lo que pasó”, contó Alfredo Morales, quien asegura conocer al hoy procesado por la justicia chilena.

Hechos. El lunes pasado Ancacoy, quien laboraba en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile, se dirigía a su lugar de trabajo cuando fue interceptada por los cuatro sujetos kichwas en el sector de avenida República con Domeyko, quienes le robaron su cartera y el teléfono y la golpearon con un palo en la cabeza. “Es una noticia que nos preocupa. No solo por la situación jurídica de los cuatros sino, por lo que vivirán los otros compatriotas. Chile es un país donde el racismo es una constante”, comentó Alberto Males, líder kichwa quien se solidarizó a la distancia con la familia Ancacoy Huircán.

Reacciones. Patricio Lema, presidente del cabildo Kichwa Otavalo, también se pronunció al respecto de la detención de los otavaleños. “Se debe exigir que se cumpla el debido proceso y no existan sesgos prejuiciosos o discriminativos en el proceso. Y si efectivamente son culpables deberán pagar la condena que se dictamine”, explicó.

Lema quien el 31 de mayo realizó una asamblea cantonal de seguridad, para rechazar los actos delincuenciales en Otavalo fue crítico con sus connacionales.

Situación. “Parte de nuestro proceso en la ciudad es decir no a la delincuencia, venga de donde venga es decir, si los que delinquen son hermanos kichwas también deberán ser castigados, ajusticiados o sanados”. Igual criterio coincide Rocío Cachimuel, presidente de la Federación de Indígenas y Campesinas de Imbabura, quien espera se realice un justicio ha pegado a las normativas constitucionales chilenas.

Según la estadística chilena, los otavaleños residentes en Santiago se dedican al comercio textil.