Preocupación en Otavalo ante aumento de perros callejeros y abandonados

El crecimiento de perros callejeros en diversos sectores es inminente, de tal manera, que se han generado jaurías que caminan por toda la ciudad.

Los ciudadanos presentan quejas y denuncias hacia el municipio por una intervención y desde el departamento de Calidad Ambiental se explicó los factores de esta situación y la gestión realizada.

Jaurías de perros callejeros pasean por la ciudad y la población se preocupa por el desaseo que generan y el riesgo de que niños o adultos mayores sean atacados crece, se menciona en la ciudadela Imbaya.

Javier Sandoval, presidente del barrio Los Lagos también indicó que el problema de los perros callejeros se presenta en este sector, de igual forma, indicó que hay vecinos que tienen muchos perros y otros que nos los mantienen en buenas condiciones.

Diego Flores, presidentes de la ciudadela Imbaya generó un oficio hacia el alcalde Mario Conejo, en donde establece que gran cantidad de perros ladran estrepitosamente, y deambulan buscando alimento y que muchos de ellos han sido a amarrados y abandonados en los puentes peatonales y parques del barrio.

Y señaló que los directivos y vecinos, por medio del presente, ponen su conocimiento esta creciente problemática y que como barrio tratamos de ser solidarios con los animales, colocando recipientes con agua y alimento, de igual forma, muchos han sido acogidos y otros hasta les han construido casitas en las áreas verdes. Sin embargo, solicitan atención ante esta problemática en el barrio.

Sara Suárez, jefe de Calidad Ambiental del GAD municipal y responsable del programa de fauna urbana en el cantón indicó que con la pandemia la problemática de perros callejeros aumentó, pero que se encuentran trabajando en varios sectores y receptando denuncias, los cuales se pueden solicitar con una llamada o mensaje. Sin embargo, señaló que muchos de los perritos no son callejeros sino que existen propietarios que los sueltan y dejan que estén por las calles.

Mencionó que el tema de fauna urbana es transversal, que conlleva responsabilidad de las personas y de la autoridad, también se debe tomar en cuenta el aspecto político, institucional y legal por lo cual se han realizado muchos comunicados y campañas con la ciudadanía sobre el manejo de fauna urbana sino se basa en el objetivo de garantizar y precautelar el bienestar del animalito.

Se indicó que el municipio, desde control de fauna urbana, ha emprendido campañas de esterilización y haciendo referencia a la falta de recursos del municipio, han enfocado dichos recursos para animales en estado de vulnerabilidad, por lo que se han realizado rescates de perritos callejeros, bajo la metodología de captura, tratamiento y liberación. Se manifestó que la liberación de los perros se debe a que el municipio no cuenta con un albergue, y tampoco existe la intención de crear uno, ya que es sostener la irresponsabilidad social.

Después de que se haya tratado al animalito en estado de vulnerabilidad, y cumpla con óptimas condiciones, este pasa a un programa de adopción, el cual establece protocolos y se garantiza el bienestar el bienestar del perro mediante un acta de responsabilidad y seguimiento.

De igual forma, se visualiza al programa de adiestramiento K9, como una de las alternativas para perritos callejeros adultos.