La preocupación crece en Otavalo ante la pérdida de un espacio infantil

OTAVALO.- El parque San Sebastián, uno de los proyectos recreativos para la ciudadanía con la finalidad de que niños y jóvenes tengan un espacio para hacer deporte y se distraigan con juegos infantiles ha perdido su esencia.

Una de las causas es el desgaste y falta de mantenimiento de este lugar ya que los juegos y diferentes equipos para hacer ejercicio se encuentran en mal estado, deteriorándose por la oxidación, falta de pintura y otras partes que han sido sustraídas por malos ciudadanos.

Sin embargo, una de las razones que más preocupa a ciudadanos y moradores de este sector es que ambulantes extranjeros se han alojado en estos lugares.

Las casas y castillos infantiles han sido acondicionadas con telas, cartones, trapos, ropa y cobijas para que las personas puedan pasar ahí la noche.

Las tiendas familiares, diferentes locales y más casas que se encuentran al costado de este parque se encuentran inquietas por el crecimiento de la delincuencia que ha habido en este sector. Indican que en las tardes y noches no sólo se encuentran a familias extranjeras durmiendo en este parque sino que también existen diferentes grupos de jóvenes y adultos que amenazan y roban a las personas que transitan por este lugar o acuden a las canchas de fútbol, básquet y vóley.

Los moradores reconocen que existe uno o dos agentes de control que recorren el parque, al igual que policías que lo cuidan por las noches, sin embargo manifiestan que eso no es suficiente ya que por las noches la situación se vuelve más insegura.

Otras de las preocupaciones que existe por el sector son las actividades negativas que se realizan en este parque por la noche.

“En las noches aquí vienen a tomar, fumar, también saben estar gritándose y peleándose, son los extranjeros y no es que yo les odie ni nada de eso, porque no todos son así, pero aquí los venezolanos que vienen y se están adueñando del parque son peligrosos. Todos tenemos miedo de que roben o les vayan pegando a los niños y jóvenes del barrio” menciona Rosa Gallardo, vecina de la tercera edad.

Se indica que la seguridad en el parque San Sebastián casi no existe, ya que los extranjeros esperan para luego trepar por las verjas del lugar y pasar la noche y madrugada en los juegos destinados para la distracción de los niños.

Pacarina Cushcagua, una de las madres de familia que visita el parque con su hijo menciona que no es posible que los niños no puedan utilizar los juegos porque existe mucha basura en todos lados, además de los juegos destruidos.

Menciona que en este tiempo de pandemia, los niños necesitan un espacio con aire libre para que se distraigan y por tanto, es muy necesario que las autoridades pongan más atención a este lugar.

Los moradores y visitantes de este parque indican que el sector en sí, ya es inseguro debido a que existe mucha venta de alcohol y las personas acuden a este lugar a consumirlo, sin embargo, los ladrones y más gente mal intencionada se están apoderando de este lugar con facilidad y es urgente que se recupere el sitio.