Preocupa la devastación del páramo de Chalpatán

Tulcán. Declarar zona protegida al páramo de Chalpatán es el pedido que los dirigentes de 13 comunidades del sur de Tulcán plantearon a la Prefectura del Carchi. El objetivo sería garantizar la conservación ambiental de este espacio considerado colchón de agua para la capital carchense.

Pedido. Lenin Pazos, abogado representante de los comuneros, precisó que el páramo de Chalpatán con un área aproximada de 2000 hectáreas tiene más de siete ríos, 34 quebradas y riachuelos y 30 humedales que se convierten en fuente de agua. La preocupación de cerca de 2500 comuneros es la afectación ambiental que actividades como el avance de frontera agrícola y contaminación de ríos está causando a este espacio. La zona estaría siendo tractorada para sembrar papas o pasto, actividades ganaderas y agrícolas que van reduciendo significativamente el páramo.

Prefectura. Colectivos ambientalistas, ciclistas, andinistas, entre otros, se sumaron a este pedido para precautelar el territorio. En esta zona, según Pazos ya hubo una primera invasión para sembrar pino, esto ya se explotó y la actividad estaría siendo retomada. Se entregó a la Prefectura una petición para declarar al páramo de Chalpatán como zona intangible.

Melva Cadena, viceprefecta del Carchi indicó que el pedido de la delegación será analizado por el Gobierno Provincial y en conversación con el Ministerio del Ambiente se establecerá un mecanismo adecuado que permita proteger esta zona de la provincia. Puntualizó que en el tema existe un conflicto de tierras, situación en donde la Prefectura no puede intervenir ya que es de índole legal, pero sí se presentarán propuestas para proteger el páramo con compromiso de la comunidad.

En el páramo de Chalpatán se han registrado incendios forestales que han deteriorado la flora y fauna.