Preocupa la baja del turismo en el noroccidente de Tulcán

Tulcán. La zona noroccidental de Tulcán, ha sentido el golpe turístico que el tema de inseguridad en la frontera norte ha generado para en estos sitios.

Aunque desde hace varios años vienen trabajando en potenciar el turismo como una nueva forma de ingreso económico y creación de fuentes de empleo, hoy se enfrentan a una preocupante baja de visitantes.

Potencialidades. Maldo-nado, una parroquia perteneciente al cantón Tulcán, se localiza a 98 kilómetros de la cabecera cantonal. Es una jurisdicción de clima cálido que oscila en los 20ºC.

Aquí se cultiva café, se elabora panela en los tradicionales trapiches y su gente potencia iniciativas como orquidearios y otras propuestas turísticas en torno a hospedajes, oferta gastronómica, recorridos guiados y más.

Todo iba viento en popa hasta que los ataques de grupos disidentes en la frontera con Esmeraldas se empezaron a registrar.

Comunidades. Silvia Quen-dí, representante del gobierno parroquial de Maldonado, admite que el turismo en la zona ha bajado. Pero aclara que la situación en esta parroquia fronteriza es totalmente segura. “Hay la suficiente presencia de personal policial y militar y se trata de una zona segura con muchas opciones para el descanso en familia en medio de la naturaleza”.

Henry Pozo, emprendedor turístico de Chilmá Bajo, considera que la percepción de inseguridad en ocasiones se alimenta desde las propias instancias públicas. “Los propios funcionarios públicos tienen miedo de ir al sector y se evita enviar a los técnicos. Si las mismas instituciones tienen ese temor peor la ciudadanía. Ellos deben ayudarnos incentivando el turismo”.

Emprendimientos. Henry tiene un hostal. Y asegura que en los últimos meses prácticamente no ha recibido visitas. “Desde que hubo esos comentarios no hemos tenido turistas”, dice pues la gente siente temor de ir a zonas de frontera.

Señala que el precio de hospedaje en su hostal es de 5 dólares la noche por personas. Además, ofrece una alimentación variada: sancocho de gallina criolla, ceviche de palmito, por precios que van de 2 a 6 dólares.

Aviturismo y algo más. En la zona hay un recorrido a petroglifos, cuya ruta toma entre uno y hasta dos días. También se puede hacer observación de aves que empiezan a la madrugada hasta las 10:00 de la mañana. En esta zona es posible observar el cuervo higuero goli rojo que solo está en este punto del país, además de especies como el trepatroncos y carpinteros. “Dependiendo qué necesita el turista se puede hacer la guianza”. Henry espera que la temporada vacacional reactive la visita a esta zona del Carchi.

Deportes. En Maldonado, incluso se aprovecha su belleza paisajística para potenciar deportes como el canyoning. El orquideario tiene más de 100 llamativos ejemplares. La cabecera parroquial cuenta con servicio de piscina y senderos hacia la cascada del “Duende Vago”. Los buses que prestan servicio a este sector desde Tulcán son la Cooperativa Transdoramal y TransNorte. Lo hacen por horarios por lo cual debe consultar con antelación.

El viaje es de cuatro horas.