Preocupa amenaza de los pandilleros

altIbarra. Familiares  de Omar Guandinango y Jhon Laine, asesinados la semana pasada en Tunibamba están preocupados, pues los supuestos pandilleros amenazaron de muerte  a los moradores de San José de donde eran originarios las víctimas.

 Amenaza. Marina Guandinango expresó que su hermano fue asesinado por los supuestos pandilleros quienes los atacaron cuando junto a otros vecinos se dirigía a su vivienda ubicada en el barrio San José de Cotacachi.

“Mi hermano nunca fue un pandillero, él fue víctima de éstos” dijo la hermana, quien además expresó que otro hermano y amigos lograron capturar a los presuntos responsables del asesinato al siguiente día en las inmediaciones del mercado de Cotacachi.

Para continuar con el proceso normal se entregó los detenidos a la Policía, institución que nunca llegó cuando la noche del sábado que ocurrió el ataque se pidió auxilio recalcó esta mujer.

En la actualidad los moradores de San José están en peligro ante la amenaza de esta gente que es muy peligrosa, mencionó.
 Justicia. Marina Guandinango pidió a las autoridades se haga justicia y los responsables paguen por las dos muertes.

Omar Guandinago era el octavo de once hermanos, trabajaba en la construcción para mantener a su esposa y sus hijos de 3 y 1 año de edad que de forma repentina quedaron desamparados y huérfanos de padre.
 
 Detenidos. Luis Sandro L., José Mario L., y dos menores de edad fueron detenidos. Tras la audiencia de flagrancia el juez ordenó la prisión preventiva y se abrió la Instrucción Fiscal. Los adultos están en el Centro de Rehabilitación Social mientras que los menores