Precios suben y bajan a diario en los mercados

Ibarra. La variación de precios de alimentos ha sido una constante en los mercados de la ciudad, especialmente después de Semana Santa.

 La voz de los comerciantes. María Hermelinda Imbaquingo, comerciante en el mercado Amazonas, explicó que vende una  taza de arveja a 2 dólares y, a USD 2,50 cada libra.

“Por un saco de arveja pagué 75 dólares… en ocasiones se debe cobrar 3 dólares la libra…”, comentó la comerciante.

La mujer decidió dejar de comprar los bultos hasta que termine lo que adquirió y el precio baje.

 Preocupación. María Esther Montalvo, otra comerciante, adquirió el bulto de arveja a 80 dólares. El bulto ha llegado hasta los 100 dólares. “Los clientes no quieren pagar lo que cuesta y la venta de arveja ha disminuido”, comentó.
El factor climático, debido a las fuertes lluvias en la provincia del Carchi, incide en la escasez del producto y en la elevación del precio.

 Otras alzas de precios. El melloco es otro de los alimentos con precio alto; en mayo, se vendía a 0,25 y hasta 0,50 centavos la funda de melloco grueso; pero en junio se vende a 1 y 2 dólares la funda, dijo Susana Rosales, vendedora en el mercado Amazonas.

“Los precios suben de acuerdo a la oferta y la demanda”, manifestó Luzmila Zura, comerciante del mercado Mayorista.
Se evidencia un incremento considerable de la zanahoria, que, de tres dólares que costaba el bulto hace un mes y medio; actualmente se encuentra en 25 dólares.

“La gente deja de sembrar cuando hay mucho  producto”, agregó la comerciante. El bulto de 80 libras de tomate de árbol se vendía hace un mes a USD 16 y actualmente se encuentra en 38 dólares.  En cambio, en el mercado existen otros productos que están a la baja, como la cebolla paiteña, que hace una semana costaba  10 dólares el bulto y, desde el pasado lunes se vende a 6 dólares. El intendente de Policía de Imbabura, Danilo Espinosa de los Monteros, enfatizó que el factor clima, en ocasiones es determinante para el alza de precios.  Sin embargo, comentó que los operativos para el control de precios continuarán.