En la mesa preferente precautelaron la seguridad de los más vulnerables

El voto en la mesa preferente se cumplió sin novedades mayores, algunas de las personas que encontramos en los diferentes recintos tuvieron la molestia de esperar por alrededor de 15 minutos hasta que las papeletas lleguen a ese lugar. Sin embargo no existió mayor afluencia para que personas embarazadas, adultos mayores y ciudadanos con discapacidad puedan ejercer su derecho al voto.

Renán Bonifaz, fue un ciudadano con discapacidad física que ingresó en su silla de ruedas sin ninguna novedad hacia la Unidad Educativa “28 de Septiembre”, a pesar de las largas filas que se podían observar en este recinto, el hombre ingresó con las respectivas medidas de bioseguridad para votar.

“Vi que la fila era demasiado extensa, pero yo pude pasar sin dificultad a la mesa preferencial, los señores militares me facilitaron la entrada”, dijo Bonifaz.

De igual manera en la Unidad Educativa “Sánchez y Cifuentes”, Joselyn Cadena, quien fue una de las encargadas de la mesa preferente, manifestó que todo se ha cumplido con todas las medidas establecidas por las autoridades con el fin de precautelar la seguridad y salud.