Precautelan la buena salud

controlOTAVALO. Varios sectores responsables de la salud de los ciudadanos se suman para controlar la higiene en el expendio de alimentos por la temporada de Semana Santa. El objetivo es precautelar la salud de la ciudadanía que acude a los centros gastronómicos a disfrutar de los tradicionales menús que se preparan en estas fechas.

Controles. Desde el inicio de la Semana Santa, personal del departamento de Control e Higiene de la Municipalidad realiza las inspecciones pertinentes en las localidades que expenden comidas en esta temporada.
Alberto Campo, técnico de Control Sanitario de la Municipalidad, mencionó que desde la semana pasada se realiza este tipo de controles en los mercados y lugares de venta de pescado.
“En los lugares donde venden el pescado seco no se ha encontrado mayor novedad, en este año las personas respetan la ordenanza de alimentos”, dijo Campo

Precaución. Existen puestos en los cuales no cumplen las condiciones adecuadas para brindar un servicio pertinente. Estos lugares fueron notificados y se espera que rectifiquen estas irregularidades, en caso de no cumplir serán clausurados.

Vigilancia Sanitaria. Otro de los sectores que se encuentra pendiente de esta temática es el área de Vigilancia de Salud del hospital San Luis de Otavalo, este ente, a través de los inspectores, se encuentra pendiente del cuidado de la manipulación de los alimentos. La finalidad es evitar la presencia de casos de hepatitis tipo A, sobre todo en los infantes. Uno de los programas que mantiene este ente son las inspecciones frecuentes a las instituciones educativas, los bares escolares, sanitarios, así como alimentos que son enviados desde las casas.